NOTICIA Foto: Unsplash - Pixabay - (CC0)

5 lugares naturales fuera de lo común cerca a Bogotá

Vivir en Bogotá es un privilegio, pero algunos desconocen por qué.

Mientras un grupo de la población se fija en el tráfico o la política para calificar negativamente nuestra ciudad. Otros salen a descubrir lugares, conocer su historia y disfrutar de sus paisajes.

Una de las ventajas de la ciudad es su posición geográfica, que le permite a pocas horas tener casi todos los climas y paisajes conocidos.

¿Sabía que en los alrededores hay desiertos, cascadas y formaciones rocosas increíbles?

Descubra estos 5 lugares naturales fuera de lo común para que organice un camping, haga un pícnic o un paseo de olla en sus ratos libres.

1. Cascada de Sueva

Escondida entre las montañas, cerca a municipios como La Calera, Gachetá y Junín, se forma esta hermosa caída de agua proveniente del páramo de Chingaza, que entre el espesor del bosque genera una tranquilidad imperturbable.

Los visitantes suelen formar sus carpas al lado de la cascada y hacen pícnic en medio de fogatas y tertulias. Un contacto con la naturaleza que le aislará de la rutina y renovará sus pulmones.

A la cascada se puede acceder yendo por un camino real de piedra. Algunos también van al lugar a practicar rápel.

Foto: cortesía Green Planet Montañismo

Foto: cortesía Green Planet Montañismo

Desierto Sabrinsky

Uno de los planes favoritos de los ciclomontañistas es ir a Sabrinsky, una zona seca y poco extensa cerca a Mondoñedo.

El lugar es anaranjado y muy llamativo, con formaciones rocosas de gran complejidad, que los aventureros ven como un gran reto.

Otros resaltan que lo mejor de Sabrinsky es admirar los nevados, que se pueden ver desde la cima. Así como los animales de la región tales como liebres, gavilanes, caballos y culebras.

Farallones de Sutatausa

En el imponente valle de Ubaté se forman unas rocas enormes que alcanzan los 3.000 metros de altura. Balcones naturales que deben su nombre a los 5.000 indígenas sutas y tausas, quienes prefirieron saltar al vacío antes de ser nuevamente prisioneros.

Las expediciones suelen recorrer la ruta de la libertad, en la que se cuenta toda la historia sobre los motivos que llevaron a estas personas a inmolarse.

El ascenso es exigente, pero todo el cansancio se va a otra parte cuando ve el mundo desde esta cima.

Foto: Friedrich Kircher - Wikimedia (CC BY 3.0)

Foto: Friedrich Kircher – Wikimedia (CC BY 3.0)

Desierto de la Tatacoita

Aunque el desierto de la Tatacoa queda a seis horas de Bogotá, en el municipio de Nemocón tenemos la Tatacoita, un gran cañón lleno de laberintos ladrillosos, cárcavas y colores que lo transforman en un espacio único.

Este lugar es ideal para armar un camping y ver las estrellas lejos de la contaminación lumínica de la ciudad.

Foto: cortesía Eco-Cultura

Foto: cortesía Eco-Cultura

La Cara del indio

Yendo hacia el municipio de Choachí está el páramo de Cruz Verde, y sobre la cordillera oriental se encuentra una formación rocosa muy grande, que de perfil parece la cara de un cacique.

Llegar al lugar no es fácil, hay que atravesar buena parte del páramo.

La cima de la Cara del indio, como se le conoce, es perfecta para observar el inmenso páramo y cerca de seis municipios del oriente cundinamarques.

¡Bonus track! El salto de Versalles

A 134 kilómetros de Bogotá en el municipio de Guaduas, los ríos San Francisco, El Guadal y Limonar desembocan en una cascada de 40 metros de altura, conocida como el Salto de Versalles.

La tradición cuenta que los indígenas Guanpo y Calia se lanzaron a esta cascada, al ver que su amor era prohibido por sus familias.

¿Quedó con las ganas de visitarlos todos? Pendiente de los eventos de CÍVICO, que cada rato le ofrecemos opciones para hacer camping, pícnic y paseos.

Recuerde que lo mejor de Bogotá está en el app de CÍVICO, y que puede descubrir más lugares fabulosos de Bogotá con ‘Vida Activa’.

author photo
Gabriel Pabón
Soy periodista digital y llevo un año gozando lo que ofrece Bogotá gracias a Cívico. Como enamorado de la ciudad quiero mantenerle informado siempre, recomendarle planes y compartirle mis experiencias. Eso sí, no soy ningún experto, pero le pongo siempre el alma a lo que hago. Le invito a que me escriba en Twitter (@Gabrielpab) los planes o temas que le interesen.
Publicado
diciembre 29, 2016

Otras noticias para mí