NOTICIA Foto: Zebrastic

Al rescate de los anticuarios en Chapinero

5bfd8f352f41f348e200014b
oferta

Tour de la fruta en Paloquemao por solo $150.000

Termina en 17 días

¿Le interesa un escritorio de la época de Simón Bolívar, muebles del siglo XIX, radios que salieron del mercado, proyectores de los 70 e historias asombrosas?… pues le tengo el lugar. Al llegar a la Carrera 9 con 61 podrá ver varios locales, uno al lado de otro, tal vez algunos con más espacio que su vecino, pero todos con algo en común: son anticuarios en donde podrá encontrar artículos llenos de historias; curiosas y extrañas antigüedades y personas dispuestas a contarle más de un dato que le quedará en la cabeza para siempre.

Jairo Gómez  es el dueño de ‘Antigüedades Imperio’, Carrera 9 # 61-13, un anticuario que lleva 4 años en el sector. Jairo tomó la decisión de dedicarse a este negocio por tradición familiar. En este lugar usted podrá encontrar objetos que vienen de diferentes partes: traídos de otros países o personas que llevan sus cosas para venderlas en el local.  Al momento de comprar, Jairo no tiene ninguna preferencia siempre y cuando se trate de un objeto antiguo, tampoco considera que haya algún objeto raro en el local, se puede encontrar de todo un poquito, pues el hecho de que sean antiguas es suficiente para que sean bonitas y llamativas para los clientes.

Antigüedades Imperio

Foto: Zebrastic – Interior de Antigüedades Imperio

Más adelante podrá encontrar ‘El Bronzino Antigüedades, Carrera 9 # 61-30, el dueño es Benjamín Angarita y está asociado con Fernando Orduz. ‘Bronzino Antigüedades’ fue el primer anticuario que abrió en la cuadra, por esta razón lleva aproximadamente 30 años en el sector.  Fernando cuenta que mucha gente decide cambiarse de grandes casas a pequeños apartamentos y por eso deciden llevar sus cosas a este local para venderlas, también hay quienes ven clasificados de personas que tienen en venta sus objetos, las compran y luego van a ‘Bronzino Antiguedades’ a venderlas, pero también, por su antigüedad en el sector, ya tienen clientes fieles que los recomiendan. En sus principios, este anticuario se especializaba en muebles muy finos y lámparas pero como la situación ha cambiado reciben cosas de todo tipo como porcelanas, candelabros y artículos para decoración en general que se complementan con el tema de los muebles. Y como anticuario que se respete tiene objetos con historias, por ejemplo, en este lugar tienen un escritorio de campaña que se utilizaba en la época de Simón Bolívar, el escritorio se cargaba en los caballos y cuando llegaban a un sitio lo sacaban o escribían encima de el. Para usarlo tenían que abrirlo y además tiene cajones secretos para guardar los papeles más importantes.

El Bronzino Antigüedades

Foto: Zebrastic – Interior El Bronzino Antigüedades

Diagonal a ‘El Bronzino Antiguedades’ está ‘Antigüedades El Dorado, Carrera 9 # 61-47, una sociedad entre madre e hijo, Nicolás Carvajal y Fanny Vélez, quienes llevan 20 años en este lugar en donde reciben a diario a las personas que van a vender sus artículos más preciados, ya sea porque se van del país o porque se cambian a un lugar más pequeño. Pertenecen a la Asociación Anticuarios de Colombia (AAC), de la que hacen parte 35 miembros a nivel nacional. Al llegar a este anticuario usted podrá encontrar de todo un poco, pero Nicolás dice que los objetos más raros que tiene son proyectores de los años 70 y micrófonos. Por otro lado, las piezas más caras son un niño Dios colonial dentro de una urna de la época republicana, pues su vestido es de hilos de oro y plata, y una figura de San Pablo que está tallada en madera y es policromada, también de la época republicana.

Antigüedades El Dorado

Foto: Zebrastic – Fanny Vélez y proyector antiguo

Y justo al lado de ‘Antigüedades el Dorado’ está ‘Sol de Otoño, Carrera 9 # 61-84, igual que los demás, este anticuario es atendido por su dueño. Diego Holguín lleva 5 meses en la zona. Muchos de los objetos que se encuentran en la tienda son traídos desde Argentina, Estados Unidos y Europa, aunque también hay antigüedades que las personas llevan y en ‘Sol de Otoño’ las compran. Una balanza italiana de 1864, un espejo francés del siglo XIX, un radio Crosley, de los antiguos, que Diego considera una pieza única debido a que no se consigue, y accesorios para el baño en bronce son alguna de las cosas más raras que podrá encontrar en esta tienda.

Aunque el fin de estos anticuarios es vender las antigüedades, Diego acepta que hay varias cosas que no quisiera vender como, por ejemplo, dos sillas de teatro y un retrato de su madre, razón por las que no les tiene precio. Diego siempre busca que sus artículos estén contramarcados y además intenta saber siempre la historia que hay detrás de cada objeto para podérselas contar a los clientes. En este lugar podrá encontrar porcelanas, lámparas, radios, teléfonos, cuadros, muebles, entre muchas cosas más.

Sol de Otoño

Foto: Zebrastic – Interior de Sol de Otoño

Finalmente le cuento que algunos de estos vendedores afirman que el negocio anda de ‘capa caída’; primero por las lluvias de los últimos días en Bogotá y segundo, por la llegada de nuevas tiendas que han hecho que las personas pierdan el gusto por la antigüedades.

Sería bueno que se diera una pasada por esta cuadra llena de anticuarios e historias, pues lo que le acabo de contar es solo un pedacito de las muchas que hay allí. Le aseguro que podrá encontrar piezas bastante curiosas y por el precio…no se preocupe pues los vendedores están dispuestos a negociar, eso sí, no abuse porque se tratan de antigüedades que por lo general son hechas con materiales duraderos y con amor, para que sienta que eso que invirtió si valió la pena, además, no sólo se llevará una cosa sino una historia que seguramente viene de muchas generaciones atrás.

Y si por cuestión de tiempo o de ubicación no puede ir, le cuento que del 24 al 27 de abril habrá una feria de anticuarios en el Parque de Usaquén organizada por la Asociación Anticuarios de Colombia en la cual estará presente Chapinero y otros anticuarios de Bogotá. En el encuentro se topará con objetos como sillones, consolas, vitrinas, bibliotecas, espejos, piezas europeas del afamado estilo ‘Art Déco’, entre muchas cosas más. Además, por ser la única feria de anticuarios en Colombia, se podrá cruzar con pintores, arquitectos, diseñadores, decoradores, coleccionistas y, en fin, todas las personas amantes del arte y de los objetos antiguos.

author photo
Nathalie Piñeros
Soy Redactora de ciudad de CÍVICO desde enero de 2014. Bogotana, amante de los animales y los libros. Inconforme frente a las injusticias y la conformidad innecesaria. Curiosa por saber qué piensan y quieren los demás.
Publicado
marzo 14, 2014

Otras noticias para mí