Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Fotos: Guache- Facebook y Flickr

[Antes y después] Cómo los murales han mejorado el paisaje urbano de Bogotá

Dentro del programa ‘Memorias del futuro’, la Alcaldía mayor, junto con Idartes, la Defensoría del espacio público, la Fundación Gilberto Alzate Avendaño y más entidades, están buscando cambiar el paisaje urbano de la ciudad.

A raíz del asesinato del grafitero Diego Felipe Becerra, en 2011, muchas cosas han sucedido en el mundo del arte callejero. Uno de los hechos más importantes fue la orden de promover la práctica responsable del graffiti en Bogotá, que está regulada por el acuerdo 482 de 2011 y el decreto 75 de 2013.

Es por eso que la administración local debe fomentar estas actividades, dentro del marco legal, como estímulo al arte y también para combatir el vandalismo. Porque una cosa es una obra de arte y otra un rayón en la pared.

En los últimos años hemos visto como Bogotá, especialmente el centro, se ha convertido en un museo al aire libre al que se le siguen sumando piezas.

Las más recientes son las obras ‘Otros mundos’ y ‘Azabache’, de los reconocidos artistas Nadín Ospina y Carlos Jacanamijoy, respectivamente.

De murales de smog a obras al aire libre para todos

Catalina Rodríguez, gerente de artes plásticas de Idartes, nos contó que lo que se busca con el programa ‘Memorias del futuro’ es además de embellecer el paisaje urbano, es “generar nuevas relaciones de los ciudadanos con el espacio público“.

En edificios, que a menudo son llamados por muchos adefesios, viejos, sucios, feos y que son “uno más” dentro del montón, después de pasar por la intervención artística relucen, llenando de color y vida al sector.

El color tiene psicología e inconscientemente, en la mayoría de los casos, transmiten emociones y pueden llegar a cambiar el estado de ánimo de los transeúntes.

Sea amante o no del arte, así sea por pura curiosidad, se habrá detenido a observar estos enormes murales que adornan las paredes de viejos edificios.

‘Otros mundos’ de Nadín Ospina

La obra de Nadín Ospina es una mezcla el arte precolombino con iconos de la cultura pop. Fue ejecutada por ‘Invasivo’.

Está en la avenida Caracas con calle 13:

Foto: Google Street View

Foto: Google Street View

Foto: Google Street View

Foto: Google Street View

Foto: ArTr3bol- Facebook

Foto: ArTr3bol- Facebook

Foto: ArTr3bol- Facebook

Foto: ArTr3bol- Facebook

‘Azabache’ de Carlos Jacanamijoy

Es la representación del mundo, vista por un chamán inga, zona del Putumayo de donde proviene el maestro Jacanamijoy.

Su comunidad indígena usa una pulsera llamada ‘azabache’, elaborada y conjurada por el chamán; que sirve como un talismán protector, especialmente para los niños.

El hábito de usar los ‘azabaches’, ha perdurado en las costumbres de los indígenas que migraron a la ciudad de Bogotá y se asentaron en la zona de San Victorino, donde se realizó el mural.

El mural fue hecho por el artista ‘Guache‘ en la carrera 10 No. 20 – 30

Foto: Guache- Facebook

Foto: Guache- Facebook

Foto: Guache- Facebook

Foto: Guache- Facebook

Faltan más…

Dentro del trabajo de intervención artística, liderado por Idartes, aún faltan obras por finalizar.

Se espera que entre la última semana de octubre y la primera de noviembre, se terminen seis murales más.

En el cuadrante sobre la Avenida Jiménez, entre carreras quinta y décima “van a comenzar a aparecer un montón de murales”, agregó Catalina.

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Sandra Defelipe
Rola con toda, y parte de CÍVICO hasta el 2015, ahora es colaboradora desde la distancia. Ha pasado por EnterCO y Hangouts de Periodismo. Actualmente recuerda a Bogotá desde Salvador de Bahía, Brasil: ''Paticortica' pero de muchos pasos, me encanta caminar por Bogotá, mejor si está gris y con pinta de llover, rolo que se respete no le gusta el calor.
Publicado
octubre 14, 2015