NOTICIA Foto: El Parque de Aventura La Chorrera

Conozca la sexta cascada más grande de América Latina, es vecina de Bogotá

‘La Chorrera’, considerada la cascada más alta Colombia y la sexta en América Latina, es un bello paraje natural situado en la población de Choachí (Cundinamarca), a tan solo 30 kilómetros al oriente de Bogotá.

La cascada, con sus 590 metros de altura, es un lugar predilecto no solo para los aventureros sino para todas las personas que quieren escaparse de la congestión y el ritmo acelerado de la ciudad.

chorrera-foto-copia TEXTO

Allí en cambio, no hay más sonido que el de la sinfonía del agua al caer, los pájaros cantando y el susurrar de la naturaleza virgen que se conserva casi intacta en medio de la civilización y la industria. (Lea también: ‘No se imagina todos los planes que tiene Anapoima este festivo’)

El ecosistema de este lugar se caracteriza por ser un bosque de niebla, en el que se puede encontrar una gran variedad de mariposas multicolor, aves y conejos de monte.

¿Cómo llegar?

Foto: Sol Robayo - Flickr

Foto: Sol Robayo – Flickr

Para llegar a este lugar puede dirigirse en su carro por la carrera séptima hasta el Parque Nacional en donde debe tomar la Avenida Circunvalar. Al llegar allí tome la variante que lo conduce hasta Choachí, en la carretera verá los avisos que le indican la ruta para ir a ‘La Chorrera’.

Vino de feijoa, cuajadas, miel, arepas y muchos manjares más se consiguen por la ruta hacia Choachí, así que prográmese para ir con tiempo pues no se puede quedar sin probar los platos típicos del lugar.

Foto:  Mario Carvajal - Flickr

Foto: Mario Carvajal – Flickr

Si no lleva carro puede tomar un bus desde la terminal de transporte de Bogotá, el valor en promedio de cada trayecto por persona es de unos 8.000 pesos.

¿Qué hay por hacer en ‘La Chorrera’?

Foto: El Parque de Aventura La Chorrera

Foto: El Parque de Aventura La Chorrera

El Parque de Aventura ‘La Chorrera’, una asociación turística de Choachí, ofrece planes para todos los gustos en esta reserva natural.

Una de las opciones es recorrer el lugar con la compañía de un guía que conoce todos los detalles históricos, ambientales y culturales de este sitio. El valor de este servicio es de 8.000 pesos por persona.

El trayecto a pie se realiza por ‘La Chorrera’, luego por la ‘Cueva de los monos’, una formación rocosa del tipo estalactita, así como por  ‘El Chiflón’, una cascada vecina que se caracteriza por tener caídas escalonadas de agua.

Precisamente, uno de los planes que ofrece el parque de aventura es hacer rapel o descenso rápido por la montaña con la ayuda de cuerdas y equipos especiales. Este deporte extremo se práctica en ‘El Chiflón’ y tiene un costo de 30.000 pesos por persona.

Más planes para los aventureros

También puede cabalgar por este bosque de niebla y transitar al menos durante 6 kilómetros con la compañía de más aventureros por 30.000 pesos.

Si su propósito es acampar en este maravilloso escenario de la naturaleza puede hacerlo, el parque de aventura le ofrece este servicio por 8.000 pesos (no incluye carpa). El lugar dispuesto cuenta zona de asados y baños.

En cuanto a la comida no se preocupe la oferta gastronómica es bastante amplia, podría probar una deliciosa carne, un sancocho o una trucha. Todos los platos valen 15.000 pesos.

Y para rematar qué tal una agua panela caliente, un yogur casero con almojábana o una cuajada con melado y dulce de frutas, todo por 3.000 pesos.

Este lugar tiene su lado oculto

Los pobladores de Choachí cuentan que detrás de la majestuosa cascada ‘La Chorrera’ se encuentra un antiguo e importante cáliz que le fue robado a la iglesia hace muchos años. Los ladrones, según el relato popular, lo escondieron entre las rocas para que nadie lo encontrara.

Lo invitamos a que visite este mágico lugar que está muy cerca a Bogotá, no se quede con las ganas de visitar la cascada más alta de Colombia.

Lea más noticias de turismo y Bogotá

author photo
Daniel Salazar
Periodista de la Universidad Externado. Me interesa la economía, la antropología y los contenidos literarios, desde el universo mágico que soñó Gabo hasta la poesía dramática de Baudelaire. Tengo esencia de cronista, me inspira el estilo de vida de los ''50', el mundo árabe y el indie rock británico. Las mil y un historias de Bogotá las oí de mi abuelo.
Publicado
mayo 16, 2015