Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: @LuluMorenoP - cortesía Fundación Humedales de Bogotá.

En bici a la Van der Hammen con el protector de los humedales

Lo mejor que les puede pasar a los humedales de Bogotá es que los que habitamos la ciudad los conozcamos, entendamos para qué sirven y en qué estado están. Lo peor, que los ignoremos.

No lo digo yo, lo advierte Jorge Escobar, director de Humedales de Bogotá, un buen ciudadano de 29 años que, desde que era estudiante de publicidad, aceptó el llamado del destino para ser a quien la ciudad le debe, en parte, el cuidado y la conciencia en los más jóvenes sobre estos importantes ecosistemas de la ciudad.

Su trabajo comenzó con un blog en el 2011 y hoy es una referencia de acciones concretas de cuidado y disfrute de estos ecosistemas. Su fundación tiene 100 voluntarios inscritos, unos 10 mil participantes en sus actividades a lo largo de los años, y eventos propios como la famosa bicicaravana del Día mundial de los Humedales (2 de febrero).

El blog de Jorge -que nació de un trabajo para el diplomado en Conservación de Humedales-, resultó reseñado en El Espectador en 2012, en una nota que resaltó varias actividades que su grupo: siembra de árboles, limpieza de humedales, talleres de conservación con colegios y universidades y reportajes sobre el estado de estos lugares naturales, algunos absorbidos por la ciudad.

Hoy en día, la Fundación Humedales de Bogotá trabaja en todas las localidades y zonas que cuenten con la fortuna de albergar estos ecosistemas en su territorio, que en este gobierno los administra la Secretaría de Ambiente.

La fundación tiene además un acuerdo con el Instituto Humboldt para explorar la biodiversidad de los humedales en el cauce del Río Bogotá y convocar a los bogotanos a subir a una aplicación, iNaturalist Colombia, sus propios reportes de fauna de los humedales, como parte de una campaña de “ciencia participativa”, dice Jorge.

Con cooperación internacional, asimismo, han estudiado al cucarachero de pantano (en vía de extinción) y la tingua bogotana, en su trabajo de inventario de todos los humedales, sus aves, insectos y mamíferos, un registro que no existe actualmente en Bogotá.

También, organizan actividades para reconocerlos. El próximo 4 de febrero, por ejemplo, harán un recorrido en bicicleta hasta la reserva Van der Hammen, en los límites del noroccidente de Bogotá, saliendo desde el Parque El Virrey.

Terrenos de la reserva Thomas Van der Hammen - Foto: cortesía Alcaldía Mayor

Terrenos de la reserva Thomas Van der Hammen. Foto: cortesía Alcaldía Mayor

 

Fundación Humedales de Bogotá

¿Lo conocen? Foto: Daniel Bernal – cortesía Fundación Humedales de Bogotá.

Foto: cortesía Daniel Bernal - Fundación Humedales de Bogotá

Tingua de pico amarillo. Foto: cortesía Daniel Bernal – Fundación Humedales de Bogotá

Consejos de Buen Ciudadano para cuidar los humedales 

Ante el estado actual de estos ecosistemas, le preguntamos a Jorge, cuáles son las acciones que debería tener un Buen Ciudadano para protegerlos.

Los humedales “son como la novia o el novio perfecto”, dice. “Porque tienen todo”.

Se trata de los “ecosistemas más productivos del mundo”, por encima de las selvas tropicales o bosques de niebla, dice Jorge. Reguladores del ciclo hídrico, controlan el exceso de lluvias, pues absorben el agua como esponjas, evitan las inundaciones, y retienen sedimentos y nutrientes.

También recargan los acuíferos (bolsones de agua que se forman durante miles de años y filtran agua pura); son sumideros de co2, pues retienen partículas dañinas del smog; regulan la temperatura del ambiente; son espacios de conservación para la diversidad y se han convertido en escenarios pedagógicos para la ciudad, donde se habla del cambio climático, los ciclos de agua, e incluso allí se hacen clases de inglés, literatura, entre otros.

“El de Tibanica y Techo serían los dos humedales con mayores retos de la ciudad”, dice este amante de la naturaleza de 29 años.

“Al primero lo ha afectado los manejos hidráulicos, el pastoreo de animales, la inseguridad, invasión de personas y perros abandonados”, que no tienen otro alimento que las tinguas, una especie propia de los humedales. Al segundo, nada menos que un barrio que le construyeron encima”, explica.

Lean a continuación sus recomendaciones para cuidar los humedales:

Aprendiendo en campo. Foto: cortesía Fundación Humedales de Bogotá.

Aprendiendo campo. Foto: cortesía Fundación Humedales de Bogotá.

1. Evitar las conexiones de aguas residuales de industrias y zonas residenciales cuyos desechos van a dar a los humedales. Incluso la basura de los canales de la ciudad, el aceite que se desecha desde el lavaplatos, los detergentes con químicos, entre otros.

2. Ir a ellos a hacer recreación, pero no deportes como el fútbol u otros de contacto. Son preferibles las actividades pasivas como el yoga, la meditación, e incluso la pintura.

3. No botar ningún tipo de basura, sólida, líquida o biodegradable. Esto ha ido mejorando, pues ya no se ven sofás o neveras viejas, escombros, y otro tipo de desechos que la gente les bota. Los colegios son los que más los cuidan.

4. Evitar dejar en ellos especies que no sean propias. Mucha gente lleva tortugas, o abandona mascotas como conejos, gatos y perros que terminan depredando las aves.

5. Educarse e informarse sobre estos ecosistemas, conocer dónde quedan y para qué sirven. Bogotá tiene 15 reconocidos y ¡19 humedales no reconocidos!

6. Pedir que mejore la seguridad de estos y sus terrenos aledaños. Las mallas que protegen a algunos han ayudado a que los problemas disminuyan.

7. Evitar las construcciones de cualquier tipo de inmueble, desarrollo urbanístico o proyecto vial en sus cercanías, o los que pretenden pasarlos por encima.

8. Pedir a las entidades y exigirle al Distrito que la ciudad sea planeada en torno a los cuerpos de agua, y no al revés.

9. Participar en las actividades de voluntariado de Humedales Bogotá. Ofrecen siete líneas de actividades para hacerlo, entre las cuales están hacer prácticas de la universidad, servicio social, investigación y más.

Más información de la Fundación Humedales de Bogotá.

logos-civico-cierre

¿Conoce historias de buenos ciudadanos ? Escríbame a [email protected]

¿Es usted un vecino que está mejorando su barrio? Postúlese a Buen Ciudadano de CÍVICO y Bancolombia

Lea más notas como esta sobre buenos ciudadanos

author photo
Andrés Elasmar
es periodista y colaborador de CÍVICO para el equipo de Buen Ciudadano. Es @hellasmar en Twitter. Contacto: [email protected]
Publicado
enero 27, 2017

Otras noticias para mí