NOTA PATROCINADA Foto: CÍVICO

#Historiasdelafila: 'maromas' para ganar tiempo en TransMilenio

Parecen obvios los beneficios de una tarjeta que evita filas a la gente en TransMilenio, como la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia.

Ahorrarle tiempo a las personas, para que el bus no se les pase mientras esperan en una taquilla, por ejemplo -pues no requiere recarga- reduce el estrés y evita complicaciones, son algunos de sus beneficios.

Pero las ‘maromas’ de la gente para ganarse unos minutos, o disminuir, así sea poco, las incomodidades del sistema de transporte de Bogotá, son más de las que uno cree.

Cambiar de rutinas, horarios, y recargar en horas valle, por ejemplo, incluso con mucha plata para que los viajes duren todo el mes -arriesgándose a que se pierda la tarjeta con dinero-, son algunas de las tácticas para ganar tiempo en TransMilenio.

Le preguntamos a varias personas cómo ha sido su experiencia  al recargar su tarjeta del sistema de transporte y cómo les cambiaría la vida con una como la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia, que no necesita recarga y se puede pasar directamente en las taquillas de las estaciones.

Usen el numeral #Historiasdelafila para contarnos experiencias como estas:

/local/contenidos.civico.com/wp content/uploads/2016/01/transmilenio card civico

Foto: Gabriel Pabón – CÍVICO.

Ximena, 23 años, publicista

Ximena recarga su tarjeta con 50 mil pesos, cuando puede, todo por evitarse filas en días posteriores.

Si lo hace, le toca a las 8:30 de la mañana en el Portal El Dorado -desde donde comienza y termina su recorrido en TransMilenio-, y no se demora mucho.

Pero cuando se despista y olvida recargar en el portal, tiene que hacerlo a las 5 de la tarde, cuando regresa a casa. Entonces, pierde entre 20 y 25 minutos en una fila en la que, de seis cajas disponibles, “solo hay dos personas siempre”.

Una tarjeta como la Débito Maestro de Bancolombia, “me facilitaría mucho la vida en esos casos de olvido”, dijo.

Rosalba, 38 años, vigilante

Rosalba tiene que recorrer una distancia muy grande en TransMilenio. En las mañanas, inicia su jornada antes de las 5 de la mañana en la estación 40 sur, entre el portal El Tunal y el de Usme.

Para llegar a su trabajo a tiempo, Rosalba tiene que madrugar a coger el alimentador muy temprano. Si no llevara a la mano su tarjeta con plata, es muy difícil que encuentre a esa hora una tienda donde pueda recargarla.

“Me toca hacer unas filas larguísimas en el sur y en la estación de mi trabajo. Y si cargo en el norte, hay muchos indigentes y me toca sacar la plata solo cuando llego a la caja, porque es muy peligroso”.

Como alternativa, Rosalba tiene una tarjeta débito de un banco que le sirve para TransMilenio, pero le toca recargarla igual que las normales, a diferencia de la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia, que no lo necesita.

Si Rosalba pudiera hacerse la vida más fácil en un recorrido tan largo, “todo sería mejor”, dijo.

Felipe, 24 años, publicista

Haciendo fila para ponerle plata a su tarjeta en la estación de la Calle 85, a las 6:30 p.m, “pierdo 10 minutos de mi tiempo”, contó Felipe.

Pero no solo es tiempo, aunque que esa sea la razón principal para cambiarse a la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia, explicó.

“Se cuela mucha gente, nunca hay dos cajas disponibles, hay personas pidiendo plata en la fila y cuando hay mucha gente, no hay espacio para tantos”.

Felipe es de los muchos usuarios que ha migrado a la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia, para evitarse filas y molestias.

Claudia, 24 años, diseñadora

Claudia inicia su recorrido por la ciudad al trabajo desde la estación Marsella, sobre la troncal Américas.

Cuando no puede recargar por las noches, lo hace a las 8:30 de la mañana. Se demora 10 minutos, en los cuales su bus puede pasar varias veces y lo pierde.

Ahora, como usuaria de la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia, “no tengo que hacer fila”, contó, aunque le gustaría que tuviera un límite mucho mayor de viajes.

Angie, 22 años, estudiante de sicología

A diferencia de los demás, Angie sale un rato de su trabajo a las 12 del día para ir a la estación Calle 85 y recargar su tarjeta de TransMilenio. A esa hora, no encuentra filas, como sí sucede en las horas pico.

Pero, cuando no puede, lo hace en la estación Toberín, donde se demora hasta 15 minutos en una cola.

“Eso es mucho tiempo cuando uno va de afán”, dijo. “Además, solo hay una caja disponible de dos que tienen en la estación”.

Angie, quien trabaja en una empresa digital, prefiere recargar a la hora del almuerzo unos 50 mil pesos, para no tener que hacer fila en muchos días. Aun si se expone a la pérdida o robo de su tarjeta.

Andrea, 27 años, publicista

Su aventura diaria en TransMilenio comienza a las 8 de la mañana en la estación Las Ferias, en la Avenida 68 con Rojas.

“Me demoro entre cinco y siete minutos en la fila para recargar mi tarjeta. No es tan grave, pero incluso ponen a una señora con un aparato inalámbrico para pagar en efectivo el pasaje, pero es muy demorada.”

Así como otras personas, Andrea prefiere ir al medio día a la estación cercana a su trabajo a recargar su tarjeta del sistema, pues no pierde tiempo, y, sobre todo, no se le pasa el bus que necesita por estar haciendo fila.

Johana, 19 años, estudiante de contabilidad

Más de una hora tiene que pasar Johana en un bus de TransMilenio hasta su trabajo en el norte de Bogotá, por lo que las filas la estresan y la ponen irritable.

Por ejemplo, saliendo diariamente desde la estación de Santa Lucía, en Usme, hasta la Autopista Norte, Johana hace su recarga entre las siete y las siete y cuarto de la mañana.

“A esa hora, solo hay una persona en tres taquillas, y el bus me pasa mientras estoy recargando. Me da mucha rabia”.

¿Por qué no ayudar a Johana a mejorar esta situación? La solución está al alcance de la mano de todos los bogotanos.

card-mastercad

¿Qué hay que hacer?

Para estos casos, la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia podría ayudarlo a ahorrar valiosos minutos de su tiempo.

Si no la tiene, pídala en su banco aliado y actívela para comenzar a usarla. Después de 48 horas de recibirla quedará activada automáticamente.

Simplemente pásela por los lectores de tarjeta en los torniquetes, sin tener que hacer recargas previas.

Si ya es propietario de la Tarjeta Débito Maestro de Bancolombia, puede usarla en TransMilenio y el SITP sin activar ningún servicio.

Más información

Otros beneficios de la tarjeta para usar TransMilenio

author photo
Cívico Alianzas
Publicado
abril 08, 2016

Otras noticias para mí