NOTICIA Foto: Marcelo Braga - Flickr

‘La bruja’, un restaurante con historia paranormal y comida que hechiza

El misterio, los espantos y lo paranormal identifican a ‘La bruja’, un restaurante de comida continental que está ubicado en el corazón de la Candelaria, barrio tradicional del centro de Bogotá en el que la mayoría de las edificaciones tienen una historia sorprendente.

La gente cuenta que en las instalaciones de ‘La bruja’ hubo un calabozo que se utilizó hasta la década de los 50 y que luego fue desmantelado sin dejar rastro alguno.

Foto: Página web del restaurante 'La bruja'

Foto: Página web del restaurante ‘La bruja’

La historia del restaurante, según el relato popular, está ligada a la vida de una mujer que visitaba frecuentemente el calabozo preguntando por su hijo perdido.

El tiempo pasó y la mujer se hizo muy amiga de los guardias del sitio gracias a la deliciosa comida que les llevaba. (Lea también ‘Recetas ‘extrañas’ de comida santafereña que quizás no conoce’).

Una versión dice que esta mujer sabía leer el tarot y que le gustaba tener contacto con las almas de los muertos, las mismas que al parecer se siguen manifestando en este restaurante.

Otros ciudadanos cuentan que la madre desesperada enloqueció por no encontrar a su hijo y murió luego de un tiempo en una completa soledad. Su alma, de acuerdo a esta versión, es la que se  le aparece a los empleados y visitantes de ‘La bruja’ .

Foto: Página web del restaurante 'La bruja'

Foto: Página web del restaurante ‘La bruja’

Más allá de la fantásia, o la increíble realidad, este restaurante se ha ganado una gran reputación no solo por las historias que se cuentan de sus antiguas instalaciones sino también por las delicias que se cocinan allí.

Candelabros negros, pequeñas brujas colgadas en el techo y una luz tenue caracterizan la decoración de este sitio, en el que los comensales pueden celebrar una noche romántica al ritmo de violines, con un buen vino y aromas florales.

‘La Bruja’ ofrece planes para los enamorados que van desde los 470.000 pesos, los cuales incluyen un recorrido en un carro antiguo por la Candelaria, una botella de vino, decoración y una cena especial. Pero también hay más económicos como el de 180.000 pesos. (Lea también ‘Disfrute un nuevo restaurante típico en Bogotá: sabores del Altiplano’).

Del menú se destacan las entradas frías como el carpaccio de lomo (17.300 pesos), el ceviche peruano de camarón (18.200 pesos), entre otros. Si prefiere una entrada caliente podría probar los champiñones griegos (12.200 pesos) o los mariscos frutimar (21.000 pesos).

Platos fuertes hay una infinidad. En lo personal recomiendo la milanesa de ternera asada a la parrilla (28.000 pesos), el pollo con curry y manzana (29.800 pesos), los langostinos latinoamericanos (45.000 pesos), los raviolis a tres quesos (20.000 pesos) o la picada santafereña para dos personas (24.000 pesos).

Para reposar y hablar un rato, puede tomarse un cafecito o un chocolate, inclusive no caería nada mal una aromática de frutas y hierbas. Si va para el centro no olvide darse una vuelta por la Candelaria y visitar a ‘La bruja’ que lo hechiza con la comida.

Lea más noticias sobre restaurantes, comida y Bogotá

author photo
Daniel Salazar
Periodista de la Universidad Externado. Me interesa la economía, la antropología y los contenidos literarios, desde el universo mágico que soñó Gabo hasta la poesía dramática de Baudelaire. Tengo esencia de cronista, me inspira el estilo de vida de los ''50', el mundo árabe y el indie rock británico. Las mil y un historias de Bogotá las oí de mi abuelo.
Publicado
mayo 05, 2015

Otras noticias para mí