NOTICIA Foto: Montecruz Foto - Flickr

Un duende ronda la cocina y la fiesta de este restaurante-bar de La Candelaria

La mansión del duende es un restaurante y bar bogotano que es famoso por su comida y sus fiestas tremendas, pero también por su historia paranormal que se remonta al siglo XVIII y que aún sobrevive en los muros de una histórica construcción situada en el barrio La Candelaria, centro de la capital.

Los encargados de este restaurante, en cuyas instalaciones se han grabado documentales sobre temas paranormales, cuentan que hace tres siglos vivió en ese lugar una mujer que fue juzgada por el simple hecho de quedar embarazada mientras era soltera.

El miedo era latente para estas mujeres, pues eran llevadas a juicio al Tribunal de Sentencia de la Inquisición, situado en la Calle del Divorcio, en donde generalmente eran condenadas a pena de muerte, señala el relato popular.

La joven madre decidió esconderse en su vivienda durante meses para evitar el repudio de la sociedad, y por su puesto, escaparse de  la muerte. (Lea también en Restaurantes: ‘La tierra de la salchicha y la cerveza en una esquina de Bogotá’).

Luego de que nació su hijo, decidió arrojarlo a un pozo en donde aparentemente se mantuvo durante mucho tiempo, hasta que su historia se convirtió en una leyenda urbana parecida a la de ‘El aro’.

Foto: Montecruz Foto - Flickr

Foto: Montecruz Foto – Flickr

El niño se sigue manifestando en el restaurante, que recibe el nombre precisamente por esta aparición. Su figura es la de un duende y responde al nombre de ‘Baltazar’, un pequeño ser que se ha convertido en el guardián de la casa.

Los que lo han visto lo definen como “travieso y juguetón”, alguien que se la pasa de un lado para el otro, y que inclusive ha dejado sus huellas en el lugar. (Lea también: ‘La bruja, un restaurante con historia paranormal y comida que hechiza’).

El sitio favorito de Rojas Pinilla

Juan Umbarila, quien es el encargado de La mansión del duende, le contó a CÍVICO que hasta hace unos años en el mismo lugar funcionaba El Mesón de indias, un restaurante de una familia muy adinerada de la ciudad que cerró sus puertas porque sus dueños fallecieron.

A la inauguración de ese lugar asistió supuestamente el general Gustavo Rojas Pinilla, presidente de Colombia entre 1953 y 1957. Su ilustre visita quedó registrada en una fotografía que se exhibe actualmente en los pasillos de la construcción.

Pero este no es el único atractivo de esta antigua casona. Umbarila asegura que en su restaurante hay un cuadro original pintado por el muralista español José Vela Zanetti, quien falleció en Burgos, España, en 1999.

La presunta obra de Zanetti sale en la fotografía que le tomaron a Rojas Pinilla en el lugar. A esta obra de arte se suma un vitral compuesto por más de 3300 piezas que está instalado en el patio principal.

¿Cuál es la oferta gastronómica de La mansión del duende ?

Foto: La mansión del duende

Foto: La mansión del duende

La comida de este restaurante es 100 por ciento colombiana. Los platos se remiten a los sabores tradicionales de la cocina de esta tierra.

Puede pedir una frijolada, arroz con pollo o sancocho por 10.900 pesos, también una sobrebarriga (11.500 pesos) un “poderoso churrasquito” (13.500 pesos), una pechuga a la plancha (14.500 pesos) o unas “exquisitas costillitas BBQ” (16.500 pesos).

La especialidad del lugar es el ‘Tesoro del duende”, un plato compuesto por carne, chorizo santarrosano, papa francesa, yuca, arepa boyacense y guacamole, por unos 13.500 pesos.

También está el “Mixto del duende” (17.900 pesos), que tiene carne de res, pechuga de pollo y costillas BBQ. Para tomar le ofrecerán jugo natural o té por 1.700 pesos.

Foto: La mansión del duende

Foto: La mansión del duende

No olvide que en este lugar también se realizan fiestas en las que predominan los ritmos latinos. Estos eventos se realizan todos los viernes desde las 5 de la tarde hasta las 2:30 de la madruga, una hora propicia para que tal vez tenga un amistoso encuentro con el duende.

Lea más noticias sobre restaurantes y Bogotá

author photo
Daniel Salazar
Periodista de la Universidad Externado. Me interesa la economía, la antropología y los contenidos literarios, desde el universo mágico que soñó Gabo hasta la poesía dramática de Baudelaire. Tengo esencia de cronista, me inspira el estilo de vida de los ''50', el mundo árabe y el indie rock británico. Las mil y un historias de Bogotá las oí de mi abuelo.
Publicado
mayo 14, 2015

Otras noticias para mí