NOTICIA Foto: Dr Brains- Wikipedia

Señor ganador del Baloto: ¿cómo ser un bacán e invertirlo en Bogotá?

El Baloto cayó en Bogotá el pasado 22 de agosto, y cada vez que esto sucede, el desaliento se apodera de algunos.

Comienzan los suspiros desinflados porque se lo ganó otro, y no usted, y casi inmediatamente aparece el pensamiento de “yo me gastaría mejor esa platica”.

Es que con esos $6.000 millones de pesos que se ganó un afortunado, se podrían hacer inversiones interesantes, preciso en época de campaña a la Alcaldía de Bogotá.

Qué tal una dotación de sacos nuevos para Rafael Pardo. Él como que no se los quita ni para dormir.

Esos sacos de hilo tipo Lacoste, Hollister, Eagle, Polo o Tommy, valen como $70.000, y si le hacemos una donación por lo que queda de 2015 (unos 122 días), serían unos ocho millones quinientos cuarenta mil pesos.

Como Pardo tiene de todos los colores,. de pronto le regalamos unos estampados.

Bueno, pero para ser justos con todos, entonces habría que darle más juguetes a ‘Pachito’ Santos y alquilarle más carros para su flota de ‘Pacho Móviles’.

Como seguramente solo los usará en la campaña, sería alquilarle otros cuatro para que rote uno diariamente. Tome Pachito unos milloncitos y que no haya berrinche.

A Peñalosa, para hacerlo feliz, hay que poner muchos bolardos, aunque en serio son buenos para delimitar el espacio público -que vive invadido por carros, vendedores ambulantes, y cualquier cosa, menos peatones.

Según datos del IDRD, un bolardo de concreto cuesta $123.855. Entonces, si le regalamos a la ciudad unos 6.000, la inversión sería de 743.130 millones de pesos, y aún nos queda platica del Baloto.

¿Qué más?…

¿No están cansados de ir a cualquier banco y que solo haya un cajero atendiendo, dejando otras dos, tres o hasta cuatro ventanillas vacías? Invertiríamos en unos cuantos puestos de trabajo, porque eso así tan solo se ve muy triste, ala. Y claro, por contribuir a la generación de empleo.

O si no, también mandaríamos esos seis mil millones a TransMilenio, pero ojo, para pagarle a los operadores y para arreglar esa emisora porque la música es muy maluca. En puertas ‘anticolados’, ¡ni a bate!, no queremos desperdiciar el premio.

Por su puesto, ¡los huecos!, pues si en teoría la máquina tapa huecos ha arreglado “7.224 cráteres”, pues traigamos otras cinco. No mentiras, son muy caras y no vamos a botar la platica así.

En enero se dijo que se necesitaban 500 mil millones por 20 años para tapar todos los huecos de Bogotá, el Baloto son apenas seis mil, pero gustosamente los destinaríamos completos para este fin.

Y CÍVICO no sería CÍVICO si no se preocupara por el fomento del uso de la bicicleta en Bogotá. Así, la gente por la carrera cincuenta se oponga a la construcción de más bicicarriles, nosotros le dejaríamos dinero a eso también, y a más parqueaderos.

Haríamos la cicloruta de la calle 26, por ejemplo, pero bien hecha, no al estilo ‘Sammy’ y sus amigos ‘nulos’; con desagüe, iluminación, con conexiones útiles…

O sabe qué, deje así y hagamos lo correcto: invertir en educación y cultura ciudadana. Que esa platica se vaya para que la gente use cómo debe ser cada cosa.

Que los motocilistas, ciclomotores y peatones respeten los bicicarriles y ciclorutas. Que la gente no se cole en TransMilenio, o dañe los bienes públicos, que son de todos y su reparación nos cuesta, pues, a todos.

Que la gente no coja los andenes de parqueaderos, que el peatón pueda caminar por donde es, y que de la misma forma se le respete, así como al ciclista, motocilista, los conductores de todo tipo. Y a los de Uber, que dejen de romperles los carros.

¿Ustedes en qué le invertirían ese dinero a Bogotá?

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Sandra Defelipe
Rola con toda, y parte de CÍVICO hasta el 2015, ahora es colaboradora desde la distancia. Ha pasado por EnterCO y Hangouts de Periodismo. Actualmente recuerda a Bogotá desde Salvador de Bahía, Brasil: ''Paticortica' pero de muchos pasos, me encanta caminar por Bogotá, mejor si está gris y con pinta de llover, rolo que se respete no le gusta el calor.
Publicado
agosto 26, 2015

Otras noticias para mí