NOTICIA Foto: CÍVICO

10 razones para ir (o volver) al Museo del Oro

5afb21dc658d1d1084000056
oferta

Tarde de cine para mamá por compras superiores a $50.000

Termina en 3 días

El Museo del Oro cumplió 75 años, además, la página web de viajes y turismo TripAdvisor lo seleccionó como uno de los 25 mejores museo del mundo. Por las razones anteriores y porque indiscutiblemente es uno de los museos con más historia que tenemos en el país, decidimos hacer un recorrido y hablar con Ana María González, Antropóloga del museo, para que nos contará algunas curiosidades que de pronto muchos no sabemos ¡Disfrútelas!

1. La idea de los arquitectos al momento de construir el Museo del Oro era que por fuera se viera como una caja de cristal que contiene la joya más bella, en este caso es toda la colección que hace parte del Museo.

Museo del Oro

Foto: Wikimedia

2. Las vitrinas del museo cuentan con un diseño muy moderno en términos museográficos, porque las piezas no están puestas sobre cubos sino que están sujetas con soportes especiales hechos a las medidas de cada pieza para que parezca que están flotando. Además, son columnares de vidrio en donde se permite ver todos los ángulos del objeto. También tienen unos filtros que se encargan de medir la humedad, el calor y aislar el polvo para la conservación de la pieza.

Vitrinas del Museo del Oro

Foto: CÍVICO

3. El guión del Museo es circular, empieza por la tierra y termina en la tierra haciendo alusión a la cosmología indígena. Por eso, la primera sala cuenta el proceso de cómo se extraía el oro de la tierra y la última muestra cómo las joyas son devueltas a la tierra en forma de ofrenda.

Museo del Oro

Foto: CÍVICO

4. Al visitar el Museo del Oro uno pretende ver sólo oro, pero también hay una vitrina con piezas oxidadas y esto es importante porque gracias al oxido hay muchas piezas que nos dan información del pasado, por ejemplo, hay un pectoral que se lo pusieron a alguien que falleció y por un lado se ven las marcas de un collar que la persona tenía puesto y por el otro se puede apreciar el tejido del vestido con el que fue enterrado.

Pieza Museo del Oro

Foto: CÍVICO – Las ‘ondas’ que se ven en la pieza son las marcas de las joyas, atrás está la marca del textil

5. Unas de las piezas del Museo es una nariguera con forma de jaguar. Lo curioso es que es un jaguar que tiene profundidad, es decir que está en 3D, dando la ilusión de que el animal está agazapado listo para atacar. Esto demuestra la complejidad que tenían los indígenas al momento de crear los objetos.

Nariguera jaguar Museo del Oro

Foto: CÍVICO – En la mitad puede ver la cara del jaguar que está compuesta por los ojos, nariz y boca, también se ven las cuatro patas

6. Hace muchos años un extranjero visitó el Museo y se encontró con unas figuras que aparentemente parecen aviones, pero realmente son animales míticos. Son varios animales en un mismo ser: tienen dientes feroces como el de un jaguar, alas como un ave y cola de pez; estos seres eran conocidos por los indígenas como mensajeros. Lo curioso es que este extranjero divulgó la teoría de que esas figuras eran aviones y que lo que pasó fue que los extraterrestres bajaron a la tierra y les enseñaron a los indígenas acerca de aeronáutica y por eso ellos terminaron haciendo esas figuras.

Mensajeros Museo del Oro

Foto: CÍVICO – Algunos de los mensajeros creados por los indígenas. Estas eran criaturas míticas

7. El Poporo Quimbaya fue el primer objeto con el que se inició la colección del Museo del Oro.

Poporo Quimbaya

Foto: CÍVICO

8. La balsa muisca fue encontrada por unos campesinos, no en Guatavita como muchos creen, sino en la laguna de Pasca dentro de una vasija que también está en el Museo. Los campesinos se la llevaron al Párroco del pueblo y después la trasladaron al Banco de la República para venderla, el Banco la compró cuando aún era permitido hacer ese tipo de compras y se volvió parte de la colección del Museo del Oro.

Balsa muisca

Foto: CÍVICO

9. En una de las vitrinas hay dos piezas: una nariguera y una olla que fueron donadas por una persona que fue guía en el museo durante 30 años. Resulta que en la época en que era permitido comprar el patrimonio arqueológico del país, una persona le ofreció a este guía, en una café de la Séptima con 19, las piezas y el las compró, las tuvo un buen tiempo en su casa hasta que se dio cuenta que debían estar exhibidas en el Museo.

Museo del Oro

Foto: CÍVICO – La nariguera donada es la primera que se ve

10. En la sala donde se interpreta el momento de la ofrenda y, además, es el cierre del recorrido, inicialmente se tenía una canción realizada por el coro de una universidad pero los mismos visitantes se quejaron ante el Museo porque esta no tenía nada que ver con el momento, el Museo aceptó el error y por eso decidieron pedirle el favor a los Mamos de la Sierra Nevada que les realizará una canción que es la que actualmente puede escuchar.

Conozca más noticias de Bogotá

author photo
Nathalie Piñeros
Soy Redactora de ciudad de CÍVICO desde enero de 2014. Bogotana, amante de los animales y los libros. Inconforme frente a las injusticias y la conformidad innecesaria. Curiosa por saber qué piensan y quieren los demás.
Publicado
octubre 10, 2014

Otras noticias para mí