NOTICIA Foto: Eligio Palacio -Blogspot.

Sin empacadores, bolsas o publicidad, este minimercado se abre paso en Bogotá

Si no conoce las Tiendas D1, le aconsejo que busque la más cercana, porque son una buena opción para el bolsillo y se han convertido en una buena y grata sorpresa en los barrios bogotanos.

Aunque la variedad no es tan amplia como en otros establecimientos, y la dinámica de compra también es diferente, D1 tiene productos baratísimos de marcas propias, nacionales e internacionales (Lea también: ¿Con cuánto dinero come usted en una semana en Bogotá?).

Para que todo sea tan económico, el formato de este negocio se basa en reducir costos de logística, transporte y publicidad. Ese ahorro se refleje en los precios y al final el beneficiado es el consumidor.

En estas tiendas no va a encontrar muchos estantes y verá productos dentro de sus cajas sobre estibas en el piso. Tampoco entregan bolsas y el personal en cada tienda es mínimo.

  • Son tiendas pequeñas y cercanas a usted

Como la idea es reducir costos, los locales son pequeños. Aunque hay unos más grandes que otros, en algunos casos pueden pasar desapercibidos. Además no todos están en vías principales, sino dentro de los barrios.  Esto implica que los espacios son reducidos, pero no incómodos. No espere grandes pasillos. A pesar del espacio, son tiendas muy agradables y limpias.

  • Una puerta para entrar y otra para salir.

Es algo básico, como leer las señales de las puertas, pero he visto varios desprevenidos que tratan de entrar por la puerta de ‘Salida’. Sus servicios está diseñados para que haya un flujo, comenzando en determinados productos y terminando en las cajas. En algunas tiendas, los carritos de mercado están afuera, así que revise dónde están antes de entrar para que no tenga hacer la ‘vuelta del bobo’.

  • No hay bolsas, ni empacadores.

Cuando haya mercado, y tenga sus productos en la caja, se dará cuenta que solo encontrará a la cajera, quien mientras va registrando los productos los va dejando dentro de un carrito y listo. Entonces, si usted va en vehículo, puede sacar el carro del mercado y pasar los productos al baúl y luego regresa el carrito de mercado a su lugar.

Tenga en cuenta que necesitará espacio y paciencia para ponerse a acomodar el mercado. Sí va a pie, puede desempolvar el carrito de mercado de la abuelita, muy popular en las plazas de mercado. O lleve un morral.

Hay dos opciones más: D1 deja a disposición de los clientes cajas de cartón para que empaquen, o vende bolsas ecológicas en la caja a 50 pesos. Pero si compra muchas cosas, las cajas pueden ser engorrosas.

  • Sobre los productos

Aunque hay marcas reconocidas (Oreo, Club Colombia, Milo, Pony Malta, etcétera), no va a encontrar leche Alqueria, Aplina o Algarra, sino la marca propia: Latti, en sus versiones deslactosada y entera, además de otros productos lácteos como quesos y yogurt. Una bolsa de leche vale al alrededor de $1.300.

Otro producto que llama la atención de inmediato fue el Nuttemil, la Nutella más barata. Aunque la textura es ligeramente diferente, el sabor es igual, y el precio es el mejor. Un tarro de Nutella original vale unos $12.000, dependiendo la tienda, mientras que el Nuttemil no supera los $6.000. Vale la pena. Tanto así que Ferrero están defendiendo legalmente su marca contra Koba Colombia (propietarios de tiendas D1), según La República.

Siempre hay una línea barata y otra más barata, ya será cuestión de gusto de cada uno, pero en cualquier caso D1 ofrece a sus clientes el beneficio de devolución incondicional cuando los productos no llenen sus expectativas. Usted puede hacer la devolución sin necesidad de explicaciones. A la fecha no he tenido que hacerlo, pero es bueno saberlo.

Si no sabe dónde están las tiendas D1 puede buscar la más cercana a su casa. En Bogotá ya hay 44 tiendas abiertas en barrios como: Rionegro, Niza, San Cristóbal, entre otros, y en los pueblos vecinos también. Revise las sucursales de D1 en CÍVICO.

No hay publicidad, decoraciones, ni promociones y así sus precios siempre son bajos. Es un buen ejemplo de la efectividad del ‘voz a voz’, tanto así que la empresa fue adquirida recientemente por el Grupo Santo Domingo.

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Sandra Defelipe
Rola con toda, y parte de CÍVICO hasta el 2015, ahora es colaboradora desde la distancia. Ha pasado por EnterCO y Hangouts de Periodismo. Actualmente recuerda a Bogotá desde Salvador de Bahía, Brasil: ''Paticortica' pero de muchos pasos, me encanta caminar por Bogotá, mejor si está gris y con pinta de llover, rolo que se respete no le gusta el calor.
Publicado
mayo 14, 2015

Otras noticias para mí