NOTICIA Foto: Nubia Navarro (nubikini) - Pexels (CC0)

¡Rápido y económico! Así se anda en bicicleta eléctrica

5b64d2e32f41f3b4e80000e6
oferta

Renueva tu casco para bicicleta Enduro por tan solo $240.000

Termina en 3 días

El 2 de febrero de 2017, el Ministerio de Transporte legalizó el uso de las bicicletas eléctricas en las ciclorrutas y prohibió las motocicletas con pedales (consulte la norma aquí).

Una decisión consecuente con el auge de estos vehículos en países desarrollados, donde se han convertido en una solución para la cada vez más difícil movilidad de las urbes.

En la capital, las bicicletas eléctricas son la solución para quienes viven lejos del trabajo, para aquellos que sufren los tumultos en TransMilenio o que deben pasar por pendientes que solo un ciclista profesional podría subir.

¿Qué motorizados pueden andar en la ciclorruta?

Hay que tener claro que una bicicleta eléctrica es igual a una convencional pero con motor: usa los mismos rines, frenos y chasis.

El Ministerio de Transporte definió que estos vehículos de “pedaleo asistido” deben andar máximo a 25 km/h, pesar menos de 35 kilogramos y tener una potencia máxima de 350 vatios.

En Bogotá se consiguen este tipo de bicicletas. Por ejemplo, sobre la Av. Suba la marca Ciclomotor vende esta eléctrica (ver sitio oficial) que cumple con toda la definición de esta ley: pesa 27 kilos, anda con pedal asistido a 25 km/h y su potencia de 350 vatios es suficiente para subir relajado al sector de Patios, en La Calera (ver imagen).

Imagen: cortesía Ciclomotor (ver sitio oficial)

Modelo de bicicleta eléctrica: cortesía Ciclomotor (sitio oficial)

CÍVICO le cuenta cuáles son las ventajas de las bicicletas eléctricas, así como los mitos y verdades sobre estos vehículos.

¡Ahorra mucho dinero!

Andar en TransMilenio representa, en un ida y vuelta, $4.400. Si usted va en una bicicleta eléctrica, una carga de 400 vatios para 40 kilómetros de distancia, ¡solo le cuesta $186 en estrato 4!

Por otro lado, el cobro por parqueo es ínfimo: 600 pesos la hora en promedio.

Junto con la bicicleta convencional es, sin dudas, el vehículo más económico de la ciudad.

Sin licencia ni Soat

El Ministerio de Transporte en su resolución 160 de 2017 señaló que las bicicletas eléctricas NO deben pagar obligaciones como el Soat. Sus propietarios tampoco deben hacer trámites como la licencia de conducción y la revisión Técnico Mecánica.

¡Son rapidísimas!

Para una ciudad tan lenta como Bogotá (23 kilómetros por hora en promedio), andar en bicicleta eléctrica es de lo más eficiente.

En lo personal, un trayecto de 20 kilómetros en una ‘bici’ de Ciclomotor, entre los barrios Molinos I (sur) y Antiguo Country, demora alrededor de 50 minutos. Mientras que en TransMilenio el mismo recorrido tarda 1 hora y 30 minutos aproximadamente.

Foto: Gabriel Pabón

Foto: Gabriel Pabón

¿Se hace ejercicio en una bicicleta de pedal asistido?

Aunque no se hace el mismo ejercicio que en una bicicleta común, sí se debe hacer un esfuerzo para movilizarla.

Según John Salazar, ingeniero mecánico de la Universidad América y quien desde hace 13 años está en el mercado de vehículos eléctricos, “subiendo a La Calera la bicicleta hace el 80% del esfuerzo y la persona el 20% restante”.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la bicicleta eléctrica se reduce el estrés, las tensiones y la ansiedad. Fortalece el corazón, músculos, huesos y el sistema inmunológico.

Las plegables se pueden montar en TransMilenio

Las bicicletas plegables ofrecen al usuario versatilidad, permitiendo ser llevadas en bus o guardándolas en la habitación o la oficina, sin necesidad de parqueadero.

Es más, las únicas bicicletas que pueden llevarse en TransMilenio son estas portátiles.

Bicicleta plegable: cortesía Ciclomotor

Bicicleta plegable: cortesía Ciclomotor

¿Y si se queda sin batería?

No pasa nada, como también es bicicleta, puede bajar los cambios y pedalear hasta su destino.

No contamina: ni con ruido ni con humo

Las bicicletas eléctricas son vista en países desarrollados como una opción de movilidad sostenible con el medio ambiente. En Bogotá, la implementación de cicloparqueaderos produjo en 14 meses una reducción de 75,53 toneladas de emisiones de CO2.

Asimismo, estos vehículos no emiten fuertes sonidos, incluso pasan desapercibidos y algunos ni si quiera identifican que son eléctricos.

No llegará ‘sudado’ al trabajo

Finalmente, las bicicletas eléctricas también permiten a sus conductores permanecer pulcros, sin necesidad de tener que llevar ropa de cambio o presentarse con excesivo cansancio o bañado en sudor.

Foto: Max Pixel (CC0)

Foto: Max Pixel (CC0)

Actualmente, en el mundo se están desarrollando bicicletas que incluso suman la energía de sus pedaleos a la batería y así poder recargarla. Por eso, el ‘caballito de acero’ con dos centenarios encima está más vigente que nunca y se considera el vehículo del futuro.

Lea más notas interesantes de ‘Bogotá en Bici’

author photo
Gabriel Pabón
Periodista digital. En Twitter encuéntreme como @Gabrielpab y @gabopabon25 en Instagram
Publicado
junio 29, 2017