NOTICIA Foto: Edgar Zuniga Jr -Flickr

"Más ritmo tiene un rolo en playa" y otros mitos sobre los bogotanos

De nosotros se dicen muchas cosas, “que somos así o asá”, que tenemos tradiciones raras y vainas por el estilo.

Algunos nos critican sin saber, sin preguntarnos o intentar entender. Entonces, tranquilos, que vamos a contarles la verdad sobre lo creen saber de nosotros los bogotanos.

Somos antipáticos

Andamos como serios, es verdad. La ciudad siempre tiene movimiento, uno anda de afán y no queda tiempo para andar sonriéndole a todo el mundo.

Pero eso no nos hace antipáticos, al contrario, uno ayuda y está pendiente. Tenemos tal vez una capa encima, pero en el fondo somos una ternurita, aunque hagamos cara de cólico.

Las señoras siempre le hacen visita a uno en el bus y así el tema no esté bueno, uno por cortesía responde, por ejemplo.

Rock al Parque y sus pogos, en ellos ayudamos al que se cae y lo levantamos para que siga. Le ayudamos a llevar el bolso al que está encartado en TransMilenio y cedemos la silla. Está bien, no todos, pero sí la mayoría. Lo veo todos los días en el transporte público.

¡Sí ayudamos a ubicar direcciones! Como dice ConcienBiciate, “somos buena papa”.

No sabemos bailar

Que no nos identifique un género musical, no significa que no sepamos bailar. Al contrario, como en Bogotá hay plan para todo, uno tiene que saber bailar salsa, merengue, vallenato, reguetón, cumbia, samba, vals, ska, reggae, electrónica, carranga y lo que salga.

Eso sí, no negamos el tumba’o que tienen en otras regiones.

Usamos medias con sandalias en clima caliente

Bueno eso sí es cierto. No todos lo hacen, pero es que el bogotano no está acostumbrado a andar en sandalias, chanclas o calzado similar.

Por costumbre uno se pone las medias y es algo difícil de modificar. Además, cuando toda la vida te has puesto medias y dejas de hacerlo se maltrata la piel.

No sabemos caminar por la derecha

Es una crítica recurrente, pero sobre todo de parte de los extranjeros (pero aún así les gusta Bogotá).

Sucede que Bogotá tiene gente de todos lados, y las normas ciudadanas son diferentes en cada zona. Cuando andan todos en la calle, pues están andando personas con comportamientos cívicos distintos.

El bogotano sí anda por la derecha, pero no nos hacemos responsables por los demás.

Nos creemos cómicos, pero ¿no lo somos?

Es que nuestro humor es distinto y no somos tan extrovertidos. Nosotros somos más de cuenteros que de cuentachistes, es diferente.

Tenemos lugares clásicos para ir a escuchar cuenteros, como en Salitre Plaza, y de hecho varios de ellos ahora son humoristas famosos.

Toda Colombia se rió con ‘La pelota de letras’ de Andrés López. El ‘muchatcho’ es rolo.

Que no tenemos acento o es “muy neutro”

Y de ahí se deriva otro mito: que hablamos cantadito. Claro que tenemos acento, todos lo tienen y en cualquier idioma. Pero cuando traten de imitarnos no canten, porque así no es. Primero conozca las palabras típicas de los cachacos y luego experimente con el acento.

Nos creemos con el mejor español del mundo

No lo decimos nosotros, y lo dicen del español de Colombia en general, que los colombianos hablamos muy bonito y nos entienden.

Que los rolos odian a los paisas

No sabe, no responde. “Siguiente pregunta, señor periodista”.

No nos bañamos por el frío

No conozco al primero que no se bañe a diario. En otros países nos critican por lo contrario, por desperdiciar agua bañándonos todos los días y en ocasiones dos veces o más; por la mañana para despertarnos y por la noche para dormir bien rico.

Aunque están los que se bañan solo de noche para dormir 15 minuticos más en la mañana.

De Manizales nos dijeron que creen que en tierra caliente casi no nos bañamos. En tierra caliente nos bañamos el triple, no aguantamos el calor, tenemos que refrescarnos.

Que las bogotanas somos feas

Ahí sí es cuestión de gustos, pero en una ciudad tan grande se ve de todo, hombres y mujeres de todo tipo. Otra cosa es que no andamos en pantaloneticas, ombligueras y de escotes más bien poco.

Uno así puede identificar mujeres que no son de Bogotá, porque por tradición nos vestimos para el frío y como dicen “hay que dejar algo para la imaginación”.

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Sandra Defelipe
Rola con toda, y parte de CÍVICO hasta el 2015, ahora es colaboradora desde la distancia. Ha pasado por EnterCO y Hangouts de Periodismo. Actualmente recuerda a Bogotá desde Salvador de Bahía, Brasil: ''Paticortica' pero de muchos pasos, me encanta caminar por Bogotá, mejor si está gris y con pinta de llover, rolo que se respete no le gusta el calor.
Publicado
agosto 06, 2015

Otras noticias para mí