NOTICIA Foto: Cabellos Sanos - Facebook

[Salud] Los valientes que sacan piojos a domicilio en Bogotá

Los piojos han sido declarados enemigos de la humanidad. Hemos pasado toda la vida combatiendo a estos insectos –sin alas– que aman colonizar cabezas.

En los últimos años, la batalla se ha perdido porque se han hecho más resistentes a los remedios tradicionales. Pero una empresa bogotana ha decidido no rendirse y saca piojos a domicilio.

Poco se habla de estos parásitos porque son motivo de vergüenza. Solo se dicen cosas erróneas. Por ejemplo, se les relaciona con la falta de higiene, pero lo cierto es que a los piojos les gusta habitar cabezas limpias donde poder fácilmente sus huevos. Ese es su paraíso.

Foto: Cabellos Sanos - Facebook

Foto: Cabellos Sanos – Facebook

Los pequeños animales tampoco discriminan. Poco les interesa el sexo, la raza y estrato social. Viven en las cabezas de niños, sus papás y profesores. También en los metaleros que se infestan luego de ir a conciertos concurridos.

En Bogotá es fácil contagiarse en lugares como Transmilenio –sobretodo en hora pico–, donde la distancia entre una persona y otra es mínima.

También somos presa fácil de estos parásitos en los cinemas, y aunque parezca increíble, en las eternas filas de los bancos. Su lugar favorito, sin embargo, continúa siendo las cabezas de los estudiantes de colegio.

Pero tranquilos. Hace más de 15 años, la empresa bogotana Cabellos Sanos combate las infestaciones de piojos que alborotan la vergüenza. Incluso presta un novedoso servicio –totalmente garantizado– que es sacar los piojos a domicilio. El favorito de las actrices famosas.

Fotos: Cabellos Sanos - Facebook

Fotos: Cabellos Sanos – Facebook

En el pasado quedaron remedios raros –y poco efectivos– como el champú para perros, los orines de caballo, la mayonesa, el vinagre y petróleo. Lo más efectivo para eliminar los piojos es sacarlos de manera manual.

Con el paso de los años, estos insectos se han hecho fuertes e inmunes a los remedios tradicionales. Nada los tumba.

Jair Guzman, fundador de Cabellos Sanos, nunca imaginó que los piojos que sus hijas y sobrinas soportaron por dos años, le daría una idea de negocio. Después de agotar todas las posibilidades, un peine metálico fue la única solución efectiva.

“En el colegio de la niñas quedaron impresionados con el resultado y la profesora nos pidió que le ayudáramos con el salón. Limpiamos las cabezas de las niñas y fue así como la directora del colegio se enteró, entonces nos pidió que lo hiciéramos con todo el colegio”, recuerda Guzmán. Ese fue el primer gran contrato que tuvo su empresa.

Foto. CÍVICO

El peine y la loción que se usan en Cabellos Sanos. Foto: CÍVICO

Con el tiempo, el diseño del peine se fue perfeccionando. Ahora tiene 34 dientes hechos en acero quirúrgico y es la mejor herramienta, junto a una loción no tóxica, para sacar los piojos. La empresa abrió tres consultorios en distintas zonas de Bogotá (Santa Helenita, Unicentro y Cedritos).

Los domicilios se hacen en cualquier zona de Bogotá. Pero es más frecuente que clientes del norte de la ciudad lo soliciten.

La pediculista –profesional en el arte de la paciencia, conocimientos de enfermería y ajena al asco– agenda una cita con el cliente. Asiste con todo un equipo especial que incluye una máquina hecha en Estados Unidos para deshidratar a los piojos y liendres.

El precio del servicio a domicilio está entre los 75.000 pesos hasta los 150.000. Todo depende del grado de infestación. Pero si usted lo prefiere y no tiene problema en ir a un consultorio, el precio está entre 55.000 y 90.000.

Recuerde que las noticias de Bogotá y todo lo que ofrece nuestra ciudad, queda a sus manos en el app de CÍVICO o puede seguir nuestras publicaciones en Facebook.

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Daniela Guzmán
Soy bogotana y periodista digital. Amante del fútbol, los perros calientes y los animales. La curiosidad ha sido mi mejor herramienta para encontrar historias. Estoy acá para mostrar otra cara de Bogotá.
Publicado
noviembre 11, 2015

Otras noticias para mí