NOTICIA Foto:Michaelmoyes- Wikimedia Commons

Si busca salidas en bicicleta le recomendamos estas rutas de montaña

Mientras en Colombia le hacemos barra a Nairo y Rigoberto en el Tour de Francia (‘Go Rigo Go’), y sufrimos viendo esas caídas, les contamos cuáles son esas ‘etapas’ de montaña bien extremas que pueden hacer todos los ciclistas urbanos en las afueras de Bogotá, porque una cosa es andar en plano, esquivando peatones en la ciudad y otra enfrentar una subida.

Hay variedad de salidas en bicicleta por los alrededores de Bogotá:

La Calera

Es la más reconocida, por la cercanía a la ciudad, la fama del mirador de La Paloma, y por la evidente subida. Se pueden hacer varios recorridos, el más usual es subir hasta el peaje, avanzar hasta el pueblo (en bajada y puras curvas), y para los más extremos hay otras rutas.

Nelson Franco, propietario de Franco Bikers, dice que definitivamente la Calera es la salida más exigente y sirve para entrenamiento de altura. En ocasiones entran por el sector de Santiamen, toman la antigua vía a Choachí y llegan hasta el Alto de la Viga, pero fijo se van unas cuatro o cinco horas de travesía. De paso por el peaje de Patios pueden comer arepas Dónde Rocio, dicen ellos que son muy buenas.

Si se anima la próxima salida será el 9 de agosto, los más novatos recorrerán 10 kilómetros y los duros 20.

Desierto de Sabrinsky

Un paraje de naranja y rojo bien llamativo, atrae también a los ciclistas. Se puede salir por la Calle 13 o por la 80 (pasando por Siberia), pasando por Mosquera y tomando la salida hacia La Mesa (por Mondoñedo). El reto, subida, subida y más subida, tendiendo al costado derecho el desierto de Sabrinsky.

Foto: Desierto sabrinsky- Facebook

Foto: Desierto sabrinsky- Facebook

Bojacá

Si existe la tradición de ir a bendecir el carro a Bojacá, pues vaya a bendecir su caballito de acero y disfrute de un paseo tranquilo, seguro y con un excelente paisaje. Nelson dice que es la ruta más bonita, pero no por eso deja de ser difícil, “es una ruta muy exigente con pendientes fuertes”

Foto: MirfakVelez_92- Wikimedia Commons

Foto: MirfakVelez_92- Wikimedia Commons

Alto del Vino

Aunque la idea es subir el Alto del Vino, esta ruta la usan más para entrenar “el plano”, desde la salida de Bogotá por la Calle 80 (o desde Siberia)  hasta el inicio del ascenso a la montaña, después del cruce del Rosal. Esta subida es de unos  40 kilómetros de pedaleo constante.  La recompensa: unas almojabanas, pan de yuca, chocolatico o café caliente en cualquiera de los paradores del Vino.

La ruta es muy concurrida por ciclistas los domingos y festivos, tanto aficionados, como grupos profesionales.

Otros destinos cercanos a Bogotá, también exigentes, son las salidas de Sibaté, a Zipacón, y Guatavita, entre otros. Si quiere entrenar antes de aventurarse en estas rutas, la gente de Franco Bikers entrena técnica en el Parque Nacional.

En cualquier caso debe llevar una bicicleta para montaña y todos los accesorios necesarios como el casco, guantes, hidratación y demás. Si se anima a salir con Franco Bikers, ellos organizan toda la logística del ciclopaseo, con seguridad, asistencia mecánica, primeros auxilios y demás.

Lea más noticias de Bogotá.

author photo
Sandra Defelipe
Rola con toda, y parte de CÍVICO hasta el 2015, ahora es colaboradora desde la distancia. Ha pasado por EnterCO y Hangouts de Periodismo. Actualmente recuerda a Bogotá desde Salvador de Bahía, Brasil: ''Paticortica' pero de muchos pasos, me encanta caminar por Bogotá, mejor si está gris y con pinta de llover, rolo que se respete no le gusta el calor.
Publicado
julio 08, 2015