NOTICIA Foto: Pedro Szekely - Flickr (CC BY 2.0)

Si usted dice ser bogotano usa estas 46 palabras

El uso del lenguaje es una forma de distinguir una cultura. Por eso hicimos una selección de palabras basadas en el ‘Bogotálogo II’, la tercera versión del diccionario del español capitalino escrito por Andrés Ospina.

Si usted dice o ha usado todas las siguientes palabras, déjeme decirle que es tan rolo como la changua.

1. Quiubo.  Fórmula común de salutación. Simplificación del clásico “qué hubo”.

2. Ábrase. Amonestación violenta a abandonar un espacio o situación.

3. Achicopalado. Decaído. Abatido. Después de la vergonzosa salida del mundial de fútbol del 94 el país entero quedó achicopalado.

4. Acomedido. Compasivo. Amigable. Servicial. Ese muchacho, Juan Carlos, ¡cómo es de acomedido!

5. Afiebrado. Fanático de una determinada afición, hábito, causa, oficio o figura pública. Véase engomado, engome, gomoso

Bogotá. Foto: Pedro Szekely - Flickr (CC BY 2.0)

Bogotá. Foto: Pedro Szekely – Flickr (CC BY 2.0)

6. Aguanta. Dícese de aquellos individuos o situaciones que, sin acercarse al ideal, son dignos de ser tomados en cuenta. Por lo general se emplea al referirse a un miembro del género opuesto, quien, sin ser muy agraciado, amerita un par de revolcones furtivos. ¡La hembra no será una reina de belleza, pero aguanta! Véase ahí, pa’l gasto.

7. Al gratín. Fórmula de gusto dudoso para ‘gratuito’. Estrategia de mercadotecnia empleada para seducir a aquellos individuos cobijados por la también  muy bogotana máxima de “regalado hasta un puño”.

8. Al pelo. Úsase para aludir a aquello que opera en forma correcta y apropiada, o que se ajusta a la perfección a las necesidades del implicado.

9. Apretujado. Apiñado. Hacinado. Saturado de cuerpos humanos. Estrecho. Véase apeñuscado, cebollero, dietético, tetiado, TransMillenio.

10. Arrunchis. Fórmula moderna y un tanto afeminada para aludir al clásico arrunche. Véase arrunche, bluyinear, locha.

11. Azorarse. Asustarse.

12. Avispado. Individuo aventajado y listo, muchas veces en forma inescrupulosa.

Foto: Carlos Felipe Pardo - Flickr (CC BY 2.0)

Foto: Carlos Felipe Pardo – Flickr (CC BY 2.0)

13. Bacano. Agradable.

14. Berraco. Osado. Trabajador. Luchador. Con una particular habilidad en determinada lid. También es:

a. Enojado.
b. Difícil.
c. Esforzado.

15. ¡Buenas! Voz de saludo, resultante de omitir el subsiguiente término, alusivo a la hora del día en la que éste sea proferido. Por lo general es empleado cuando se intenta verificar si hay o no alguien en un lugar.

16. Cagada. Error. Equivocación. Falla.

17. Casposo. Mentiroso. Véase pajudo.

18. Coja oficio. Brusca fórmula para indicar a alguien lo ocioso y pernicioso de su actividad cotidiana.

19. Colarse. Proceder incivil en infiltrarse de manera taimada en un lugar no correspondiente de una fila, con el fin de evadir posiciones.

20. Cuadrarse. 1. Formalizar un noviazgo. 2. Solventar un desajuste económico.

21. Changua. Curioso y aromático caldo elaborado con leche, agua, huevos, cilantro y cebolla. En cuanto a la changua no hay puntos medios: o causa absoluto repudio o es objeto de religiosa veneración.

Foto: Gabriel Pabón

Foto: Gabriel Pabón

22. Chévere. Su utilización en Bogotá es considerablemente común y su procedencia, al parecer, guarda alguna cercanía con el ‘chevalier’ francés. Lo más chévere de Bogotá es que no tiene bichos de tierra caliente.

23. Chicanear. Ufanarse. Sobreexponer un determinado objeto o virtud propia con el propósito de parecer como superior a los ojos de los demás.

24. Chimbo. 1. De mala calidad. 2. Cheque o documento chimbo. Falso.

25. Chino. 1. Niño. Jovenzuelo. Úsase también como muletilla de camaradería entre amigos. 2. Jovencito que funge como auxiliar o como empleado informal en empresas, residencias u oficios.

26. Churro. 1. Individuo bien parecido y de encantos destacables. 2. Especie de fritura azucarada de forma circular y alto contenido graso, cuyo consumo suele derivar en inmediatas manifestaciones cutáneas.

27. Doctor. Inexplicable formalismo empleado por los capitalinos y el resto de colombianos para aludir a quien, sin ostentar un título de doctorado ni haberse recibido como galeno, es considerado por el hablante como superior en jerarquía.

28. Echar. Verbo común de brusca sonoridad y uso generalizado como anteposición a algún vocablo o expresión burda. Véase echar bala, echar bueno, echar el pato, echar globos, echar la madre, echar los perros, echar números, echar pata, echar pestes, echar piches, echar pistero, echar pupila, echar quimba, echar rulo, echar vainas, echarle el cuento.

29. Empelicularse. Autoconvencerse de hechos fantásticos e improbables. Véase envidearse.

30. Emputado. Colérico.

Foto: Juan C. Pachón - Flickr. (CC BY-SA 2.0)

Foto: Juan C. Pachón – Flickr. (CC BY-SA 2.0)

31. Engallado. Artefacto electrónico o mecánico ornado por florituras y dotado de aditamentos tecnológicos varios.

32. Gadejo. Unión de los grafemas iniciales de la expresión “ganas de joder”. Se emplea cuando alguien manifiesta una sintomatología irritable y propensa al enojo sin justificación aparente.

33. Güeva. Individuo torpe. Se utiliza también como muestra de camaradería.

34. Hágale. Voz aprobatoria que antecede a una acción.

35. Jartera. Aburrimiento. Borrachera.

36. Lambón. Adulador. Dícese de quien halaga a los demás para procurarse sus favores. Véase chupamedias, lagarto.

37. Líchigo. 1. Amarrete. Avaro. 2. Especulador. Usurero. Hay quienes sostienen que la expresión se deriva del vocablo anglosajón ‘leech’, con el que se alude a la criatura hematófaga conocida en castellano como ‘sanguijuela’. 3. En su acepción más antigua, conjunto de productos expendidos en una verdulería.

38. Machera. Hecho o situación agradable y plausible. Este diccionario es una machera.

39. Marica. 1. Expresión de camaradería que en modo alguno pone en tela de juicio la virilidad de los interlocutores y que, de hecho, es utilizada indistintamente por caballeros y damas. 2. En modo ofensivo el término se emplea para aludir a un individuo de seso escaso, ingenuo o torpe.

40. Michicato. Tacaño. De escasas aspiraciones y pobres resultados.

Foto: Eduardo Zárate - Flickr (CC BY 2.0)

Foto: Eduardo Zárate – Flickr (CC BY 2.0)

41. Miti – miti. Repartición equitativa de un bien o ingreso, por lo general fraguada en el marco de alguna negociación corrupta y mal avenida.

42. Ñapa. 1. Miembro viril en el cuerpo engañoso de un travesti. Uno se va todo confiado a Santa Fe a buscar guarichas, y le salen con ñapa. Véase antena, presa. 2. Dícese de aquello que viene por añadidura. Véase vendaje.

43. Picado. En palabras de gusto dudoso, individuo pretencioso y engreído.

44. Rosquero. Individuo propenso a privilegiar a sus amigos, familiares y miembros de su círculo por encima del resto de los seres humanos. Nepotista.

45. Tusa. 1. Despecho. Padecimiento amoroso difícil de curar. No hay nada peor que una tusa. 2. Residuo de la mazorca una vez desgranada.

46. Vaca, hacer. Reunir determinada cantidad de dinero entre varios individuos con el fin de adquirir un bien común o de saldar una acreencia pendiente, por lo general de índole etílica.

Foto: Mónica Cotes - Flickr (CC BY 2.0)

Foto: Mónica Cotes – Flickr (CC BY 2.0)

Lea más notas sobre nuestra cultura

author photo
CÍVICO Bogotá
le cuenta los mejores temas de la ciudad para que la viva mejor. Sorpréndase con todo lo que tiene. Escríbanos a [email protected] y síganos en Twitter como @civicobogota. Descargue nuestra app en: civico.com/bogota/tour
Publicado
diciembre 19, 2017