NOTICIA

Subir a Guadalupe también tiene su encanto

Si usted es devoto, o así no lo sea, uno de los planes alternativos que tiene Bogotá en Semana Santa es disfrutar la subida, la vista, la comida típica y los pequeños comercios de un cerro distinto a Monserrate.

El cerro de Guadalupe, con una vista privilegiada de extremo a extremo de Bogotá -está sobre los 3.200 metros de altura-, es un sencillo santuario que, sin embargo, permanece desconocido para algunos transeúntes y olvidado por otros.

Entonces, si usted está cansado del ‘plan de siempre’ por estos días -el del teleférico, el funicular, o el de salir a pie desde las 5 a.m.-, pues que mejor que medírsele a conocer uno de los lugares emblemáticos de la capital, que vigila en calma su cielo desde hace 69 años.

¿Cómo llegar a Guadalupe?

Una de las opciones es tomar la Avenida Circunvalar hacia el sur y luego tomar la vía hacia el municipio de Choachí, a la altura del kilómetro 6.7. Después, verán un desvío a mano derecha que los llevará directo hasta Guadalupe.

Para aquellos que van en carro, sin embargo, no se les permitirá el acceso esta Semana Santa por determinación de la Secretaría de Movilidad.

Sin embargo, puede disponer de los microbuses de servicio público que subirán los días jueves, viernes y domingo por la Avenida Comuneros (Calle Sexta), desde la Caracas.

Si lo que usted quiere es caminar el cerro, el Viernes Santo habrá un viacrusis a las 8 a.m. desde el Santuario Nuestra Señora de La Peña, en el barrio Los Laches, hasta Guadalupe, con una duración aproximada de 3 horas.

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Andrés Elasmar
es periodista y colaborador de CÍVICO para el equipo de Buen Ciudadano. Es @hellasmar en Twitter.
Publicado
abril 02, 2015

Otras noticias para mí