NOTICIA Foto: TRES Bastardos- Facebook

'Tres bastardos' que sin menú sorprenden a sus comensales

En pleno corazón bancario de Bogotá, rodeado de oficinas y muchos hambrientos a la hora del almuerzo, está el restaurante Tres Bastardos, con un concepto diferente.

No hay payaso con megáfono ofreciéndole el menú del día ni le cambian la sopa por huevo frito. De hecho en muchos casos la gente no tiene ni idea qué es lo que va a comer.

Los tres bastardos son Nicolás López, Francisco del Valle, de Argentina y Julián Hoyos de Colombia. Cada uno tiene su estilo, sus especialidades y sus horarios.

El almuerzo está a cargo de Francisco, quien le contó a CÍVICO que aunque no hay una carta sí tiene un menú escrito en un tablero para que los clientes se den una idea de lo que van a comer. Bien podrían ser unas empanaditas argentinas, chuleta de cerdo, pastas o más opciones.

“Preparo tres entradas, tres platos fuertes, un postre y dos jugos naturales. No tenemos gaseosas, todo lo cocinamos los tres bastardos”, dijo. El almuerzo cuesta $25.000.

“Voy a mercar tres veces por semana y compro los mejores ingredientes”, que son en su mayoría orgánicos. Si bien Francisco tiene su menú en un tablero, este no se repite. Todo depende de lo que vaya mercando y lo que vaya improvisando para sus platos.

Foto: TRES Bastardos- Facebook

Foto: TRES Bastardos- Facebook

La cena sí es totalmente sorpresa, es responsabilidad de Nicolás y su menú de degustación. Pueden ser cinco o nueve pasos de degustaciones que él le va ofreciendo una a una. Cuestan $58.000 y $78.000 respectivamente.

Si usted es vegetariano, o tiene alguna alergia a cualquier alimento puede hablarle a Nicolás, él hará la excepción del caso y ajustará las degustaciones para que las disfrute y no se vaya a enfermar. Pero avísele por favor.

Por otra parte, Julián no reside en Bogotá y tampoco tiene un horario específico, pero cuando está por acá por lo general organiza cenas especiales. O sencillamente se reúne con sus socios y los tres bastardos cocinan en conjunto.

El restaurante abrió el primero de mayo, y en sus tres meses de servicio ha logrado impactar a la gente de la zona. “Está pensado para las personas de las oficinas y los que han venido les ha gustado bastante. Siempre tenemos gente”, agregó Francisco.

Foto: Tres Bastardos - Facebook.

Foto: Tres Bastardos – Facebook.

El espacio es otro factor diferenciador. El restaurante es pequeño y tiene una sola mesa rectangular de 14 puestos (aunque acomodan hasta 20), donde todos se sientan a compartir mientras comen.

Sin embargo, además de la mesa principal tienen mesas en la parte exterior, para complacer a todos los gustos.

Foto: Tres Bastardos- Facebook

Los que saben de cocina han catalogado este concepto como Neo Bistró, porque es una cocina simple y contemporánea, según explicó Francisco.

Además de sus creaciones culinarias, ofrecen cocteles, el maridaje se hace con cervezas artesanales e importadas.”Trabajamos con las de BBC porque son las más sabrosas”.

También vienen vinos franceses, españoles e italianos para que acompañe sus mejores platos.

Puede que no le guste, pero tiene el respaldo de que estos chefs cocinan con buenos productos y son profesionales de la cocina. No va a comer lo mismo, no se repite la comida, téngalo por seguro.

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Sandra Defelipe
Rola con toda, y parte de CÍVICO hasta el 2015, ahora es colaboradora desde la distancia. Ha pasado por EnterCO y Hangouts de Periodismo. Actualmente recuerda a Bogotá desde Salvador de Bahía, Brasil: ''Paticortica' pero de muchos pasos, me encanta caminar por Bogotá, mejor si está gris y con pinta de llover, rolo que se respete no le gusta el calor.
Publicado
agosto 12, 2015