Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: Ágora Bogotá

Ágora Bogotá: toma forma el nuevo centro de convenciones de la ciudad

Los que han andado por los lares de Corferias, habrán visto que donde antes había uno de los parqueaderos, sobre la avenida Esperanza, se está realizando una construcción. Muchos piensan, erróneamente, que es un parqueadero más.

Lo que se está alzando allí, desde agosto de 2014, es el Ágora Bogotá, un nuevo y moderno centro de convenciones con el que se busca transformar la ciudad.

Según estudios del Ágora, se espera que para el quinto año de funcionamiento del centro de convenciones, este generará 1,5 por ciento del PIB de Bogotá.

Esto es importante, pero además va a quedar muy bonito y será muy útil. Dará ingresos que le permitirá generar a Bogotá varios puestos de trabajo y regalará espacio público para todos.

Foto: CÍVICO

Foto: CÍVICO

Es que, cómo era posible que siendo Bogotá la capital del país, con uno de los aeropuertos más activos y modernos Latinoamérica, y con el incremento de turistas, inversiones y demás, no tuviera un espacio grande para hacer convenciones.

Súmele a eso, que Bogotá fue reconocida como “mejor destino para hacer negocios” en la más reciente entrega de los World Travel Awards,  y que se estaban perdiendo muchos eventos por no tener el espacio adecuado (para conciertos ya viene el Arena Bogotá).

La obra no ha finalizado y ya tiene 17 eventos confirmados, tres de ellos son de los congresos más importantes del mundo:

El Congreso latinoamericano de dermatología, con el que se inaugurará el Ágora en mayo de 2017; La cumbre mundial de jóvenes One Young World, también en 2017; y como dicen en Ágora Bogotá, “el papá de todos”, el Congreso mundial de neurocirugía en 2021, “que le puede aportar a la ciudad unos  30 millones de dolares en solo cinco días”.

La Cámara de Comercio de Bogotá es la accionista mayoritaria, ya que invirtió 190.000 millones de pesos, el Gobierno Nacional aportó 60.000 millones y Corferias cedió el terreno donde se construye, avaluado en 50.000 millones.

Adicionalmente, Corferias será la encargada de operar el Ágora.

Así va y así será el Ágora

Ya algunos habían visto los renders, pero el Ágora ya comienza a tener forma. Será un centro de convenciones de cinco pisos, más dos parqueaderos subterráneos.

Ya se ven dos sótanos para carros, un primer piso y ya se alza el segundo. Se ven los enormes cubos o columnas que lo sostendrán.

Serán solo cuatro enormes columnas que sostendrán al edificio, por donde irán los ascensores. Es decir, que en ninguna parte del Ágora se atravesará una columna. Foto: CÍVICO

Cuatro enormes columnas sostendrán a todo el edificio, por donde irán los ascensores. Es decir, en ninguna parte del Ágora se atravesará una columna. Foto: CÍVICO

El Ágora tendrá cuatro entradas: carrera 40, la Esperanza, otra por el edificio del Acueducto, y una subterránea junto a la actual torre de parqueaderos de Corferias.  Es por eso que las casas que aún están en pie sobre la 40 serán demolidas.

Del lado del Acueducto, el plan es que tenga una nueva sede a unos cuantos metros (aunque no lo van a trastear completo como el Cudecom), para que en esa zona se haga un espacio público llamado la ‘Plaza de agua’.

El Ágora será un edificio hueco, porque los pisos van en forma de U y O, a excepción del quinto, donde será el gran salón y ocupará toda la planta. Además, tendrá una terraza con vista hacia los cerros orientales.

Contará con zona de prensa, salas VIP, y salones para 50 y hasta 800 personas, que serán individuales y plegables. La capacidad total será de 4000 personas.

La idea es que el edificio sea amigable con el visitante, y que las personas sepan qué está sucediendo afuera. Por eso será de cristal. Tendrá 3600 vidrios, que cambiarán de acuerdo a la intensidad de luz del día, así como mallas para que las aves no se golpeen.

El vecino: Corferias también se renueva

Corferias no se quedará atrás. En muchos eventos, ambos recintos funcionarán de la mano. Por eso, habrá un puente de cristal con el que se conecten y complementen.

Dentro del recinto de ferias también se harán importantes cambios, se construirá otro gran salón y un hotel con 400 habitaciones, justo al costado norte del arco de la entrada.

Además, ese pabellón gris que hay sobre la avenida Esperanza será reemplazado y tendrá locales comerciales para todos, junto con nuevas zonas verdes para revitalizar ese corredor.

El del fondo dejará de existir. Foto: CÍVICO

El edificio del fondo a la derecha dejará de existir. Foto: CÍVICO

El Ágora estará rodeado por ‘zonas activas’ o verdes. Es decir, construirán andenes y nuevos espacios que serán para la ciudad. Quieren hacer algo similar a un malecón en la Esperanza con carrera 40.

Foto: CÍVICO

Foto: CÍVICO

Lo que viene para Bogotá

Actualmente, el proyecto tiene unos 200 obreros trabajando en la construcción, y a futuro, este recinto generará cientos de empleos.

Por ejemplo, en el sótano se construirá la cocina y panadería, lo que hará al Ágora autosuficiente en el tema de ‘catering’, donde albergarán más de 100 cocineros.

Hay que tener en cuenta que el turismo vacacional es totalmente diferente al turismo de negocios. En el primero, usualmente el viajero buscan economía, en el segundo, como paga la empresa, no importa.

Las empresas pagan habitaciones de 200 dólares, y si hay un congreso de 400 personas ellas deben buscar un hotel, deben comer y demás. Dentro del congreso se deben suplir necesidades de almuerzo, desayuno y ‘coffee break’, entre otras.

Foto: Ágora Bogotá

Foto: Ágora Bogotá

Entonces, ahí va andando. Mientras tanto, el equipo del Ágora busca nuevos eventos y todo lo necesario para que cuando se abran las puertas todo esté andando fino y parejo.

La obra la entregarán a finales de 2016 y luego procederán a hacer varias pruebas para entregarla al público en 2017.

Lea más noticias de Bogotá

author photo
Sandra Defelipe
Rola con toda, y parte de CÍVICO hasta el 2015, ahora es colaboradora desde la distancia. Ha pasado por EnterCO y Hangouts de Periodismo. Actualmente recuerda a Bogotá desde Salvador de Bahía, Brasil: ''Paticortica' pero de muchos pasos, me encanta caminar por Bogotá, mejor si está gris y con pinta de llover, rolo que se respete no le gusta el calor.
Publicado
octubre 22, 2015