NOTICIA Foto: Flickr CC0.

Para qué sirve una alarma vecinal y cómo solicitarla

En la Ciudad de México existe la posibilidad de que los ciudadanos, organizados por calle, manzana o colonia, soliciten una Alarma Vecinal, que funciona para enviar alertas sobre algún percance a la comunidad y solicitar apoyo de la policía, protección civil o servicios de emergencia.

Para solicitar la Alarma Vecinal, debe presentarse un representante en uno de los Centros de Servicios y Atención Ciudadana (CESAC), repartidos en cada una de las delegaciones de la capital, en un horario de 9:00 a 14:00 horas.

Los interesados deberán presentar su requerimiento y proporcionar los siguientes datos:

  • Nombre del solicitante.
  • Domicilio del solicitante (calle y número, colonia, delegación y código postal).
  • Teléfono y/o correo electrónico, para aclaraciones y notificaciones.
  • Domicilio que requiere la instalación de la alarma vecinal y entre qué calles está.
  • Justificar la necesidad de la alarma vecinal o su revisión.

Una vez aprobada la solicitud, el aparato llegará en un máximo de diez días hábiles, es decir, dos semanas, lo que puede variar de acuerdo con los tiempos de los CESAC.

Una vez que llega la alarma, debe ser instalada dentro de la vivienda a través de una línea telefónica, por el personal de la delegación y tanto el equipo como la instalación son gratuitos.

En cuanto esté colocada, el usuario deberá dar de alta el equipo en un plazo de cinco días, apretando el botón rojo hasta que encienda un foco. En un máximo de cinco minutos, entrará una llamada telefónica de la Central de Atención de Emergencias, que brindará dos palabras clave.

Estas palabras funcionarán para que, en alarmas siguientes, determinen si la persona está en un peligro real o sólo emitió una alerta accidental.

La intención del programa de Alarmas Vecinales es “generar acciones en materia de seguridad vecinal para crear un ambiente de mayor seguridad en las colonias de la Ciudad de México”.

CÍVICO recomienda Tlalpan de las más inseguras de la CDMX.

author photo
Armando Mora
Publicado
abril 20, 2017