Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA

Cinco picadas imperdibles en Providencia

Si trabajas en Providencia, vives o vas de paso, esta recomendación es para ti. ¿No sabes dónde almorzar, tomarte un rico café o refrescarte con un rico jugo natural?, queremos que sepas que existen cinco lugares nuevos y no tan conocidos para disfrutar de un rico menú. Todo dependerá de cuál es tu antojo o la hora que estés en Providencia, pero nunca olvides visitar estos imperdibles lugares. Toma nota.

Zoom

Escondido en la Galería Comercial de Pedro de Valdivia, “Zoom” se muestra como un recóndito subterráneo en el corazón de Pedro de Valdivia. Perfecta picada si andas buscando comida casera, tan hogareña como una rica cazuela de vacuno con papas mayo o un pescado frito con arroz. Este lugar es perfecto si andas buscando consentirte. Cabe destacar que en este lugar también puedes almorzar al más puro estilo de los ochenta, la música que le gusta al dueño del local.

“Zoom es perfecto para los ochenteros. Vienen a almorzar y, además, pueden disfrutar de la mejor música de fondo. También, hay platos naturistas para los regodiones y siempre hay pollo, porque es lo más pedido por nuestros clientes, a pesar de que todos los días tenemos menús distintos”, cuenta Cristian Labrín, dueño de Zoom.

Precio Menú: $3.800.

IMG_3877

 

Koreantino

Si quieres probar algo original, una mezcla de dos culturas, dos sabores y dos sensaciones distintas, “Koreantino” es el lugar perfecto para ti. Otra picada para almorzar en Providencia.

“Koreantino” no es una fusión Argentina-Perú, sino que en el mismo lugar puedes encontrar menús de los distintos países, casi siempre de desayuno puedes disfrutar de los exquisitos sándwich de milanesa, jamón queso o ave mayo y de menú de almuerzo, puedes degustar el plato del día “Korean Chiken Wings”.  Ya sabes, dos menús de distintas culturas en el mismo lugar.

Precio Menú: Entre $5.900 y $6.900.

 

IMG_3882

 

Del Caribe

¿Y para tomar?, un exquisito jugo natural colombiano. Recomendados al 100%, por su naturalidad y originalidad. A un lado de la Biblioteca de Providencia. Puedes pedir jugos antioxidantes de los más ricos frutos del Caribe. Si andas con ganas de relajarte un poco, el jugo de “descanso” de avena, naranja y albahaca, promete liberarte del estrés. Por otro lado, si lo tuyo es renovarte para la jornada de trabajo, te recomendamos guayaba, manzana y frutilla, una mezcla multivitamínica para recuperar tu atención. Si necesitas alimentarte y no andas con tiempo, pide un full alimentación de tomate de árbol, zanahoria y plátano. Ahora, si andas con caña, nada mejor que el “Quita Caña” de piña, apio y pepino, que te promete hidratar, eliminas grasas y toxinas.

En este lugar, también te puedes consentir con las ricas arepas de maíz, choclo o queso y de las más deliciosas empandas colombianas.

Precio: Jugos ($1.500 -1.800 con leche) Para picar: ($400 -1.800).
IMG_3870

 

Café La Finca

Para un desayuno o una rica once, este lugar es la alternativa. Los más deliciosos cafés artesanales, recién tostados de Perú, India, España o Colombia los puedes encontrar aquí, donde, además, tendrás la oportunidad de elegir el método de filtrado y la base del café, de frappuccino, chancacazo o café helado. También, puedes escoger el país y el método de preparación para los artesanales en frío. ¿Rico?

Precio: Desayunos: Entre los $2.300 a $3.500.

 

IMG_3889

Espresso Bar

Después del trabajo, si tu idea es escaparte a un lugar tranquilo y cerca del mismo barrio, te recomendamos Expresso Bar. Una maravilloso expresso que viene perfecto para acompañar esa manaña o esta tarde después del trabajo. El lugar tiene wifi para que puedas llevar tranquilamente tu computador y trabajar tranquilo. Si te da hambre, te recomendamos los brownies, paninis y cheesecakes del local. No dudes en ir en invierno, porque pronto se vienen los churros de chocolate.

Precio: $3.000.

author photo
Daniela Burgos
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde enero 2016. Me gusta escribir y más aún cuando son historias que atrapan. Muy gatuna, casi al borde de la obsesión. Géminis, es decir, a veces modo 'dulce' o 'tornado'. Quería ser detective, pero me arrepentí. Amo bailar salsa y me creo chef. Aprendí que la felicidad es una actitud, por lo que voy por el aire sin dar tanta explicación. Si no ilumina ni construye, suelto.
Publicado
marzo 07, 2016