Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA

Brunch, la tendencia que sigue cultivando adeptos en Santiago

Dicen las malas lenguas que el nacimiento de esta tendencia se le debe a los ‘carreteros’, quienes se levantaban con ‘bajón’, tras una extensa noche de juerga, en medio de una encrucijada: muy tarde para desayunar, muy temprano para almorzar. ¿La solución? La mezcla perfecta entre ambas meriendas.

La palabra brunch, de hecho, viene de la unión de desayuno (breakfast) y almuerzo (lunch). Se trata de una tradición anglosajona que ha alcanzado cada vez más fuerza en nuestra capital. Si aún no has probado sus deliciosas opciones, en CÍVICO te mostramos algunas alternativas para que, con caña o no, te sumes al desafío.

Colmado

Yo no conocía este lugar hasta que llegué, gracias al dato de una amiga, a probar su famoso brunch. Pan recién horneado, huevos revueltos y un maravilloso eclair fueron la mejor forma de empezar a disfrutar del fin de semana.

De raíces españolas, este local se convirtió en uno de los más visitados por turistas y residentes, dejando de ser el ‘secreto a voces’ que fue por bastante tiempo, para convertirse en la parada obligada y conocida por todos. Disponible sábados y domingos de 10:00 a 17:00 horas.

Tea Connection

Simplemente maravilloso. Expertos en té, como podríamos sospechar solo con su nombre, este lugar, además de acogedor, cuenta con un exquisito brunch – menú con el que se declaran expertos – que consiste en yogurt con granola y fruta fresca, hojas verdes, omelette, papas asadas, quesos, salmón… No sé tú, pero yo ya quiero que sea sábado.

La Cuisine

Este restaurante francés también se sumó a la tendencia y presenta su propio menú: los sábados desde las 11 de la mañana te reciben con café o té, huevos benedictinos, pan chocolate, pan baquetee, quesos franceses y más. Todo por $7.800 pesos.

Holm

Bajo el nombre de ‘ensaladería’, este restaurante es mucho más que eso. Jugos naturales, sopas y un pan que te hace olvidar la palabra carbohidrato, son parte de su saludable carta.

Sumados a esta tendencia, partieron tímidamente sirviendo brunch los sábados y domingos, pero ahora, su aclamada propuesta puede ser degustada cualquier día de la semana desde las 11 de la mañana y hasta las 4 de la tarde. Son tres las opciones e incluyen frutas, mini ensalada, hummus de lentejas, yogurt con granola, pasta, tocino y más. La estrella del plato es el pomelo caramelizado.

Foto: Holm

 

The White Rabbit

Antes de recomendar su carta, seamos enfáticos en la advertencia “es necesario reservar”. Este bar y restaurante de Bellavista se repleta los sábados y domingos de 12 a 16 horas, franja de tiempo en que se abren las cartas para que crees tu propio brunch. ¿Las opciones? Huevos benedictinos, waffles, filete, salmón y ostras. Es casi necesario acompañar los sólidos con un Bloody Mary o Mimosa (champaña y jugo de naranja), pues así dictan las sagradas escrituras del clásico brunch europeo.

Foto: The White Rabbit

Foto: The White Rabbit

 

The Shamrock

“Gringo brunch”: así presenta su oferta de sábados (desde el mediodía) este bar irlandés.  Sigue la política de ‘ármelo usted mismo’ y entre las alternativas destacan las tostadas francesas, los huevos florentinos (con espinaca en vez de tocino) y sus bebestibles; Bloody Mary, Mimosa y Destornillador. Para salir sonriente.

 

author photo
Javiera Alfaro
Editora de CÍVICO Santiago. Nacida y criada en esta capital al sur del mundo. Melómana, cinéfila y ratón de bibliotecas. Orgullosa tía de dos princesas. Defensora de las causas perdidas y de las inagotables posibilidades del espacio digital. Ah, y viuda de Bielsa.
Publicado
julio 21, 2016