NOTICIA Foto: @termómetros
  • Santiago

Cambio climático: Olas de calor serán más extremas y repetitivas

Nuevamente estamos pasando por otra ola de calor, pero esta vez tan significativa que para la jornada de hoy y mañana se espera un evento extremo de temperaturas con 37 grados de máxima, según lo informó la Dirección Meteorológica. Una temperatura récord de calor extrema, pero cómo se explica este calor, ¿Por qué tanto?

Álvaro Mauro, especialista en meteorología de la Universidad de Santiago, quien se refirió a este fenómeno como consecuencia del cambio climático. “Es una repercusión macro mundial planetaria y por lo tanto es un problema a nivel nacional generalizado que ya está instalado”, señala el experto.

Además, el meteorólogo explica que las olas de calor están y estarán vigentes con mucha más cotidianeidad en el mundo y que también será normal que en el sur haya máximas más calurosas que en el norte, por ejemplo. Pero, ¿por qué tanto calor? “Este fenómeno se explica por las altas temperaturas extremas que están presenten y serán mucho más repetitivas. Hay que acostumbrase a que las olas de calor ya serán un tema mucho más común en el país”, dice.

En cuanto a los incendios forestales, sostiene que ellos son una consecuencia de las olas de calor y de la sequía generalizada por la falta de precipitaciones. “Las temperaturas han estado más altas que nunca y es por este motivo que debemos acostumbrarnos ya a este calor”, agrega.

Otro tema, entonces, es la resistencia al calor, porque las altas temperturas permanecerán mucho más tiempo  y por períodos aún más largos. “Podíamos presenciar hace algunos años que en verano las temperturas bajaban en la noche después de las 7 de la tarde; sin embargo, en las noches de hoy las temperaturas afectan en el sueño de las personas. Todo esto produce efectos en la salud, físicos y emocionales por la frustración en la rutina diaria de las personas”, añade.

author photo
Daniela Burgos
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde enero 2016. Me gusta escribir y más aún cuando son historias que atrapan. Muy gatuna, casi al borde de la obsesión. Géminis, es decir, a veces modo 'dulce' o 'tornado'. Quería ser detective, pero me arrepentí. Amo bailar salsa y me creo chef. Aprendí que la felicidad es una actitud, por lo que voy por el aire sin dar tanta explicación. Si no ilumina ni construye, suelto.
Publicado
enero 20, 2017