Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: Chilenazo

Carne, carne y carne ¡Parrilladas para ser feliz!

Lomo vetado, chorizos, costillar, filete, pernil, arrollado, longaniza, choricillo, chuletas, morcilla, cordero, plateada y podría seguir. A esto súmele unas brasas cariñosas y constantes. Y por supuesto compañía, porque no tiene sentido comer una parrillada solo, principalmente porque después hay que bailar.

La Cuca

Treinta años de experiencia en el rubro de las parrilladas tienen los tradicionales locales de “La Cuca”.  El eterno gancho promocional es que son “bailables”. Hasta las 03:00 horas de la madrugada se podrá parrandear con la música de orquestas en vivo.

Antes de esto los comensales recibirán sus parrilladas correspondientes mientras distintos grupos folklóricos se tomen el escenario. Si la excusa es juntarse en torno a una mesa con brasa candentes, puede hacerlo en los 3 locales de Santiago.

El Llano

En Santiago Centro está la parrillada preferida para los almuerzos de los domingos familiares. Las preparaciones de la carne mantienen la misma dinámica que el resto, sin embargo, entre los comensales los comentarios positivos apuntan al borgoña que solo ahí preparan y a las prietas con papas cocinas, que destacan de entre las decenas de cortes.

 

Foto: Parrillada El Llano.

Foto: Parrillada El Llano.

 

Los Buenos Muchachos

Aquí, cada fin de semana, las carnes se complementan con folklóricos shows en vivos: cuecas, bailes del norte, danzas chilotes y de la Araucanía, se hacen parte en la “picada”.

Si desea cenar con su familia u organizar una despedida de trabajo, debe, según lo piden desde la administración, hacer una reserva con 20 días de anticipación.

Los menús van desde los $17.980 a los $22.980 por persona.

Rincón de los canallas

Nacido en dictadura y tras la vuelta a la democracia no hay motivo que lo haga desaparecer. Se ha transformado en un clásico de la capital con su historia que cuenta que los “canallas” eran los únicos convidados a comer. Hoy abierto a todo el público.

Ahora es un centro popular con una decoración pintoresca llena de rayados, fotografías y recuerdos que invita en todo momento a degustar desde un  Barrabas (Lomo Liso, Costillar, Longaniza, una porción de arroz, una papa y ensalada mixta) hasta un guerrillero (en la foto) que alimenta a 4 canallas con un pernil Pernil, 4 Chuletas, 4 Longanizas, 4 Porciones de  erroz, 4 Papas y 4 Ensaladas mixtas).

El Rincón De Los Canallas

El Rincón De Los Canallas

 

Parrilladas uruguayas

Esta “marca” de parrilladas capitalinas nace casi espontáneamente. Un grupo de uruguayos se reunían para ver los partidos de su selección con un “asadito”, en ese momento los chorizos de producción casera eran parte de la excusa para juntarse.

De ahí en adelante, estas reuniones mutaron en un restaurant donde llegan grupos familiares o de trabajo, pero los días que la selección uruguaya juega, llegan los fanáticos orientales para celebrar con productos elaborados en casa: Chorizo, morcilla y pamplona (pechuga de pollo envuelta en tela de cerdo, rellena de queso, tocino y morrón), son la especialidad.

 

Chilenazo

Tres locales distribuidos estratégicamente en la capital: Las Condes, La Florida, Macul y Santiago Centro.  Acá la dinámica es el ambiente familiar a toda hora del día, pues el menú está disponible a horario extendido desde las 12:00 del día hasta las 24:00 horas. El almuerzo siempre será una opción en uno de los Chilenazos.

Los platos típicos chilenos son igualmente recomendables: pastel de choclo, empandas, pastel de jaiba y mote con huesillo.

Foto: Chilenazo

Foto: Chilenazo

 

La Hacienda Gaucha

No, no hay novedad. Acá hay carne y contundente. Son dos locales en la capital (Vicuña Mackenna y Pedro de Valdivia) dispuestos para el almuerzo, cena o evento que busque.

Los clientes destacan la atención y la decoración del lugar; La Hacienda Gaucha recomienda el sabor y la tradición que imprimen a sus parrilladas con base en la cocina argentina.

Parrilladas argentinas

Son tres locales en el Gran Santiago que llevan la consigna de la gastronomía trasandina y de sus carnes a la realidad. Se pueden visitar en horario de almuerzo y cena, sin embargo los fines de semana están con reservas casi completas, especialmente para el fin de semana del 21 de junio, el Día del Padre.

Siempre abiertos y muy espaciosos son las características que los clientes destacan.

El cordobés

En 1987 nace este restaurant en el Centro de Santiago, en calle Miraflores. Durante el día –a contar de las 12:00– ofrecen “Menús Ejecutivos” a oficinistas, pero principalmente destacan por las parrilladas, en particular por el parrillón cordobés. La tradicional presentación en que tres personas degustan lomo liso, lomo vetado, chorizo baviera, chuleta, ave y papas al vapor.

El local cuenta con 4 salones para bailar cuando se va con espíritu de jarana, porque “El cordobés” tiene fama de ser centro nocturno para fiestas, bautizos, despedidas, cenas y matrimoni0s.

author photo
Gonzalo Haristoy
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo de 2015. Me gustan los osos y que me paguen por escribir. No colecciono nada. Soy donante, cáncer, Juanherrerista, leo diarios ajenos en el metro y tripofóbico, esto último lo descubrí por casualidad el verano de 2011. De la izquierda y otras delicias. Lo comi'o y lo baila'o, de aquí en más, a vuestro servicio.
Publicado
junio 09, 2015