NOTICIA

¿Somos de los peores países del mundo para conducir?

Waze, la aplicación de tráfico, accidentes y autoridades de ruta, develó algunos interesantes datos sobre el tipo de conducción y la calidad de la ciudad para estos efectos. El estudio, de carácter global, analizó el nivel satisfacción de los usuarios y qué piensan las personas tras el volante.

La app contempló la experiencia de 50 millones de personas en 32 países y 167 ciudades basando sus cifras en factores como la frecuencia e intensidad de los tacos, calidad de la infraestructura, seguridad de los conductores y peligros en la carretera, entre otros.

De acuerdo al estudio, una de las ciudades del mundo peor evaluadas es Manila (Filipinas), con Río de Janeiro, Sao Paulo y Yakarta (Indonesia). El informe también señaló que el desplazamiento promedio desde el hogar al lugar de trabajo en esas ciudades es de 45.5 minutos, más que grandes metrópolis como Londres o Nueva York.

Pero en Chile la cosa no cambia. Según consignó el diario La Tercera los conductores locales también aparecen destacados en el informe, evaluando de regular a mala la experiencia. En un listado de 30 países Chile aparece en el lugar 20 de satisfacción; ubicación 18 en relación al tráfico; lugar 28 en seguridad; en el lugar 26 en servicios, posición 20 en calidad de los caminos y el índice socioeconómico aparece en el 21. En cuanto a las ciudades, el índice de satisfacción en grandes ciudades, Santiago aparece en el lugar 29 (8.0).

Sin embargo a pesar de las malas evaluaciones, los usuarios de Waze locales son los más positivos. En satisfacción con el uso de la app y la comunidad los chilenos son 2° en el mundo, mientras que los automovilistas italianos son los más frustrados.

author photo
Valentina Collao
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo del 2015. Primero que todo, transparentemos: Emmanuel es más grande que tu problema. Dicho esto, le cuento que provengo de las tierras del gran Gary Medel y del hombre con la lágrima en la garganta. También me gustan las canciones cumas. De hecho, si me ve por ahí, dedíqueme una: nunca le han achuntado. Mi abuela me enseñó a comer toda la comida.
Publicado
octubre 05, 2015