Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA

Día de furia en Santiago: mejores videos de discusiones de capitalinos

¿Quién no ha tenido un mal día? A todos nos puede pasar que nos levantemos de mala gana, las cosas nos salen mal, las micros no paran, pisas caca de perro, te topas con un peatón, ciclista o automovilista impertinente, el Metro se queda detenido mucho tiempo en las estaciones. Así cualquiera comienza a ofuscarse y a sentir que debe botar esas energías negativas de alguna forma.

En Santiago muchos capitalinos han caído en esta tendencia y mal canalizado su ira. De paso fueron grabados y acá están sus videos.

Cómo olvidarlo: “Quiero mi cuarto de libra con queso, ¡ahora!” No hay mucho que decir. El hombre tenía hambre y quería ser alimentado en el instante.

Esta mujer discute con el chofer de la micro. “Cochino…”, dice el conductor que cierra su “discurso” con una información que suele sonar a advertencia: “soy de la Pablo de Rocka…”, apelando a la población con ese nombre de La Pintana.

El motivo de la pelea es una ventana. Ella quiere cerrarla y el resto de los pasajeros, no. Argumentos iban, argumentos venían.

Este chofer vivió su día de furia: le bloquearon el paso y se sintió amenazado, así que decidió acelerar a fondo.

El motivo de que esta mujer comience a reclamar a los dependientes un número de la fila: se siente pasada a llevar y lo exclama con todas sus fuerzas.

Pelea callejera que se arregló a golpes. Pocas patadas karatecas y más golpes con poca precisión.

Otra disputa entre conductores que no hallaron nada mejor que agarrarse a combos en medio de Américo Vespucio.

 

En el Barrio Alto las peleas también llegan a los golpes. Dentro del supermercado esta discusión terminó con niños llorando y un hombre en el piso.

author photo
Gonzalo Haristoy
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo de 2015. Me gustan los osos y que me paguen por escribir. No colecciono nada. Soy donante, cáncer, Juanherrerista, leo diarios ajenos en el metro y tripofóbico, esto último lo descubrí por casualidad el verano de 2011. De la izquierda y otras delicias. Lo comi'o y lo baila'o, de aquí en más, a vuestro servicio.
Publicado
octubre 28, 2015