Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: Francisco Valdés

Diez cosas que deberíamos hacer con las monedas de 1 y 5 pesos

¿Sabes que para el Banco Central producir monedas de 1 o 5 pesos cuesta tres veces más que su valor normal? Sí, es que según el ente emisor, cada moneda de $1 cuesta $6 en hacerla; mientras que una de $5 cuesta $17 para su fabricación. Es por ese mismo hecho que, luego de la entrada en vigencia de la nueva ley 20.956, el Banco Central dejará de emitir monedas de $1 y $5 pesos a partir del próximo 1 de noviembre.

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés -CÍVICO

Con esto, entrará en vigencia también la regla del redondeo, obligatoria para todo tipo de comercios. De este modo, las cuentas finales terminadas en $5 o inferior, serán redondeadas hacia la decena anterior, mientras que las cuentas finales iguales o superiores a $6 deberán ser redondeadas hacia la decena de arriba. De esta forma, sólo en los casos de pago y cobro en efectivo, las cuentas cambiarán dependiendo del número final de la cifra.

Sin embargo, y a pesar de esta nueva modalidad, las monedas existentes nunca perderán su valor y seguirán siendo un medio de pago válido, pero se irán sacando de circulación gradualmente.

A partir del 2 de noviembre se podrán “canjear” en oficinas del Banco Central, en Santiago, y a bancos comerciales asociados, en el caso de regiones. Esto para quienes deseen hacer el cambio. Sin embargo, en CÍVICO te proponemos algunos nuevos usos para estas monedas.

1- Pide uno y mil deseos

Sí, como no tendrán valor y no serán aceptadas, aprovecha. Si no las utilizas, una buena opción es tirarlas a una fuente de agua en vez de arrojarla a la calle o dejarlas al fondo de la mochila. Ponte de espaldas, tira la moneda y pide tu deseo. La pileta de Concha y Toro y la fuente de agua de luces del Parque de la Aviación son buenas opciones. ¿Te imaginas, tendrías la opción de ir todos los días de tu vida a pedir un deseo diferente?

Foto: Today I break my promises -Flickr (CC BY 2.0)

Foto: Today I break my promises -Flickr (CC BY 2.0)

2- Intenta comprar algo antes que las saquen

¿De verdad? Es que nadie paga con estas monedas, pero ¿qué pasaría si alguien intenta hacerlo antes de que las eliminen? Imagínate comprar una bebida express con monedas de 5 y de 1 peso. Intentar hacerlo nos hace recordar los tiempos en que los caramelos Ambrosoli costaban 1 peso o cuando existía el chupete Pirulín, también conocido como “pico dulce” por 1 peso. Otra de las “ofertas” era llevarse un  Candy o calugón Pelayo por $1 o el clásico dulce media hora. ¡Qué recuerdos!

Así es, así que intenta usar estas monedas aunque su valor se ha modificado con los años: En 1817, $1  enía en valor de $70 mil actuales, lo cual se traduce en que en 1940 podrías comprar un kilo de pan con un peso. ¿Tiempos aquellos, cierto?

 

3 – Recógela de la calle

Sí, ¿cómo saber si de aquí a 100 años más los nietos de tus nietos se vuelvan millonarios? Conservar esta moneda en extinción podría ser un tesoro para las generaciones futuras. Algún coleccionista podría ofrecerte mucho dinero por esas monedas. Uno nunca sabe.

4- Haz un anillo

5-  El peso de la suerte

Creo que una vez me dijeron que poniendo una moneda de un peso en tu zapato izquierdo, siempre tendrías dinero y nunca te faltaría. Ya sabes, si tu opción es conservarla y, como bien sabemos no la podemos utilizar de otra forma, ponla en tu zapato. La otra opción es usarla como atracción de dinero, dicen por ahíConsigue una vela amarilla, un plato blanco e hilo rojo. Prende la vela y pega una moneda de 1 peso por abajo. Luego, bendice la moneda y pide que jamás te falte el dinero. Amarra la moneda con hilo rojo y después ponla en tu billetera, lejos del dinero. Serás afortunado, si crees en ellos. ¿Qué perdemos en intentarlo?

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

6- Dónalas a la Fundación Las Rosas

Pero dónalos a la real Fundación y no a otra. No creas que donando los tres o cinco pesos de tu vuelto en un supermercado vaya 100% al destino que se indica. Seamos sinceros: todos sabemos por qué se produce esta desconfianza cuando te preguntan: ¿Dona tres pesos a la Fundación… ?

Si calculamos, un peso por segundo en 60 cajas en un minuto son $3.600 y en una hora se calcuca alrededor de $216 mil. Si un supermercado trabaja 8 horas al diarias, esos $216 mil se transforman en $1 millón 728 mil en un día de trabajo y sigamos sumando.

¿Por qué no hacerlo directamente?

7- Esto es lo que no debes hacer:

Jamás le entregues una moneda de 1 peso o de 5 a un empaque o a un garzón, diciéndole : “Todo suma, mijito”.

8- Deposítalas en el banco

Júntalas y no las pierdas, deposítalas. Se recomienda que las lleves separadas con cinta adhesiva por montoncitos, así como las viejitas que pagan con la chauchera en los supermercados. Hazlo, qué más da.

9- Úsalas para jugar

Si tu hijo está todo el día jugando Pokémon Go, regálele tus monedas de 5 y de 1 pesos. ¿Para qué? Podrá jugar al bingo, al luche, a la payaya, versión moneda de un peso ¿Los niños juegan aún a esto? Quizá no, pero búscales una utilidad.

10- Haz una bombita de ruido

Típico de recreo de colegio o clásica fórmula de adolescentes para asustar a las niñas. Bueno, es una opción, pero no digas que te lo contamos aquí. Mira cómo hacerla aquí. 

Ya está dicho, desaparecerán. Con esto el Estado ahorrará 60 millones de dólares. Esta medida, además, provocaría un redondeo en los precios de todos los productos en el mercado.

author photo
Daniela Burgos
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde enero 2016. Me gusta escribir y más aún cuando son historias que atrapan. Muy gatuna, casi al borde de la obsesión. Géminis, es decir, a veces modo 'dulce' o 'tornado'. Quería ser detective, pero me arrepentí. Amo bailar salsa y me creo chef. Aprendí que la felicidad es una actitud, por lo que voy por el aire sin dar tanta explicación. Si no ilumina ni construye, suelto.
Publicado
septiembre 18, 2017