Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: Lomito italiano

Lomitos por montón: ¿el mejor sándwich chileno?

Existen dos tipos de personas: los amantes del churrasco y los del lomito. Los primeros prefieren la rapidez, mientras que los segundos su aderezo preparado, ese que lo hace inconfundible. Si pensabas que en CÍVICO solo escribíamos sobre preparaciones con carne, en esta nota queremos reivindicar este maravilloso sándwich.

Varias láminas de carne de cerdo a la sartén o a la olla -según el maestro-, acompañado de tomate, mayonesa casera y palta. O salsa verde o chucrut, o todas o incluso solo. Como sea, su sabor particular, textura suave -para los veteranos más amable con la dentadura- lo hacen una de las mejores creaciones locales.

Aquí te dejamos nuestro listado de los mejores lugares para probarlo.

Lomitos

El pobre Guido
Esta picada del barrio Franklin la lleva, cabros. Por $2.500 se puede comer uno completo con un tecito, para que no te caiga tan pesado. Lo sirven en una marraqueta grandota y la carne en cantidades abundantes. Pide como agregado un pocillo de mayo; casera y bastante rica. La promesa de lomito dorado y blandito se cumple. Si eres de los desconfiados, no te preocupes: lo preparan frente a ti.

El rey del lomito
Además de rico, bien ubicado. Como una típica fuente de soda de barrio El Rey del Lomito se erige como uno de los lugares clásicos para probarlos. No por nada le llaman el rey.  Lo que destaca es la variedad de opciones para probar el lomito. Ojo, anda con tiempo que cuando hay mucha gente los meseros son medios chúcaros.

Bavaria
El hermano perno del Lomit’s. Más familiar y alejado de las redes sociales de moda. Así es este punto de encuentro de la gastronomía alemana que en sus tres sucursales en Providencia, Vitacura y Las Condes. Acá el lomo que lleva el nombre del local se lleva los premios. Con palta, americana, chucrut, mayo, tomate, esta carne adquiere un sabor inconfundible.

La miga
En este sitio una buena opción de lomito es La Miga Peruana con salsa criolla, papa hilo, papa camote y mayo de aceitunas. Una receta exclusiva de los amigos de La Miga y que pucha que le pone corazón a la hora de encabezar el listado de los mejores. Por lo demás, queda cerca de Recoleta y Huechuraba alimentando a la gente de zona norte con preparaciones de excelente calidad. Aunque también hay sándwiches tradicionales, para los que andan en busca de lo clásico.

/local/contenidos.civico.com/wp content/uploads/2015/09/interior lomito

Fuente Suiza
Este local de Ñuñoa también se instala entre los mejores. Acá el maestro emociona. El lomito, bien aliñado y horneado es un baile al peladar, mijos queridos. ¿Cuál pedir? Todos, pero una sugerencia personal es A lo Pablo, no te vas a arrepentir. Queso, pepinillos, mayonesa, chucrut, una mezcla cerda, sí, pero imperecedera en la memoria.

Tía Lucy

Una de las picadas imperdibles de los maipucinos es la Tía Lucy. Un bajón de casa que no tiene nada que envidiarle en tamaño a una Fuente Alemana y que se destaca porque es sabroso y casero. Aunque los regodiones dicen que cambió desde que se fue su maestro estrella, lo cierto es que los lomitos no decaen y reviven a cualquier zombi que deambule por esas tierras.

Microfood

Es una vieja micro adaptada que sirve comida rápida. Aquí tienen de todo: wifi, redbanc y alcohol. Cumple todos los requisitos. En 10 minutos, cabros, pueden ver cómo se estacionan camiones, taxis, autos. Su inconfundible aspecto de negocio de carretera da un sello particular. Impecable, rico y al aire libre.

Otras bellezas:

Torremolinos

Fuente Chilena

ElKika

Lomit’s

La Terraza

Mardoqueo

Fuente Alemana

La Superior

 


author photo
Valentina Collao
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo del 2015. Primero que todo, transparentemos: Emmanuel es más grande que tu problema. Dicho esto, le cuento que provengo de las tierras del gran Gary Medel y del hombre con la lágrima en la garganta. También me gustan las canciones cumas. De hecho, si me ve por ahí, dedíqueme una: nunca le han achuntado. Mi abuela me enseñó a comer toda la comida.
Publicado
septiembre 02, 2015