NOTICIA

El Ajial de Paine se convertirá en el décimo santuario de la naturaleza

Parece una postal del sur del país, pero está ubicado en la comuna de Paine a menos de una hora de Santiago; El Ajial, para muchos desconocido, pero para otros es considerado como el santuario de felinos. Posee más de 160 especies de plantas y 146 especies de fauna bajo 2.138 hectáreas. Un hábitat donde se pasean tranquilamente razas como pumas, gato montés, güiña y el ya no visto, gato colocolo, especies que desde ahora estarán protegidas y donde, además, quedará prohibido realizar trabajos de excavación, pesca, caza, explotación rural u otra actividad que pueda dañar el nuevo santuario de la naturaleza.

Bajo la idea de la protección, preservación, investigación científica y de turismo ecológico, el sábado pasado se dio a conocer esta noticia tras la aprobación del ministro del Medio Ambiente (MMA), Pablo Badeneir.

Una buena noticia para el dueño del fundo El Peumo, Andrés Pérez, quien valoró la iniciativa y ayudó para que el lugar se transformara en Santuario gracias a una investigación de casi dos años con cámaras-trampa sensibles al movimiento y a la luz, parte de la Estrategia Regional para la Conservación de la Biodiversidad de la Región Metropolitana. Se descubrió, entonces, que la presencia del gato colocolo -el que se creía extinto-, y la mantención de la calidad de las aguas para la agricultura eran argumentos fuertes para declarar el lugar como santuario.

De acuerdo al informe entregado al MMA y al Consejo de Monumentos, hay 366 especies nativas, entre ellas 26 especies de flora y 31 de fauna con problemas de conservación en la zona central, como la chinchilla (Chinchilla brevicaudata), varios tipos de lagartija, la yaca (Thylamys elegans), loro tricahue (Cyanoliseus patagonus), también se pueden observar en el sector precordillerano de Paine.

El Ajial es considerado un hotspot, área reducida donde existe una concentración de especies endémicas, pero que están en peligro de extinción. Éste es uno de los requisitos para que un lugar se declare santuario de la naturaleza, junto con la amenaza de proyectos inmobiliarios que desplazan a los mamíferos de sectores.

La única forma de conocerlo es por medio de una visita guiada por la viña La Montaña, precordillera de Paine. Se espera que se realice luego una abierta de ecoturismo.

 

 

author photo
Daniela Burgos
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde enero 2016. Me gusta escribir y más aún cuando son historias que atrapan. Muy gatuna, casi al borde de la obsesión. Géminis, es decir, a veces modo 'dulce' o 'tornado'. Quería ser detective, pero me arrepentí. Amo bailar salsa y me creo chef. Aprendí que la felicidad es una actitud, por lo que voy por el aire sin dar tanta explicación. Si no ilumina ni construye, suelto.
Publicado
enero 20, 2016