Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: Francisco Valdés - CÍVICO

Copa América: variedad de televisores para ver los partidos

La compañía de un televisor para esta Copa América es casi tan infaltable como un “ceacheí” a todo pulmón. En CÍVICO nos ubicamos desde la vereda del consumismo y renegamos del poder que la radio le regaló a muchas generaciones.

El tamaño sí importa, y así lo están haciendo notar los compatriotas para este torneo, pues los números muestran un aumento de ventas en este ítem de  hasta un 30% en las últimas semanas.

En el retail encontramos la más grande: un televisor marca LG curvo de 105 pulgadas, con resolución 5k, que costará ‘un par’ de sueldos mínimos: $70 millones.

Así se viene la tendencia, pero con tamaños y precios más bajos. Según datos entregados por la industria tecnológica, la “norma” entre los compradores es llevarse la tele más grande, lo ideal sobre 48 pulgadas para ver todos los partidos en alta definición.

De igual forma las ventas han sido menores en comparación a lo ocurrido para el Mundial de Brasil 2014, cuando las ventas se duplicaron en pocas semanas.

En el comercio establecido, la variedad de productos es amplia: En Falabella el producto más barato es un LED de 19 pulgadas de marca Recco, a solo $99.990, mientras que lo más ostentoso es un LED curvo de 78 pulgadas  marca Samsung con tecnología Smart TV, wifi y las últimas chucherías del mercado.

Por internet lo puede comprar por la módica suma de $4.999.990. Si le gusta con pasión, cómprelo por este medio, pues en la tienda cuesta $5.599.990.

En Paris lo más económico es un Led Samsung de 32 pulgadas: Si se compra por internet solo deberá desembolsar $169.990. En cualquiera de las tiendas el precio es de $209.000.

En la misma cadena, un televisor de 79 pulgadas marca LG HD Smart TV 3D se vende por $5 millones. Lo más grande que tienen ahí y con la mejor tecnología.

author photo
Gonzalo Haristoy
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo de 2015. Me gustan los osos y que me paguen por escribir. No colecciono nada. Soy donante, cáncer, Juanherrerista, leo diarios ajenos en el metro y tripofóbico, esto último lo descubrí por casualidad el verano de 2011. De la izquierda y otras delicias. Lo comi'o y lo baila'o, de aquí en más, a vuestro servicio.
Publicado
junio 10, 2015