Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA

Las más ricas panaderías artesanales en Santiago

A pesar de lo básico de sus ingredientes, el pan es capaz de adquirir distintas formas, colores, texturas y sabores. Materiales simples que son capaces de transformarse al calor de un horno. Y es que los chilenos consumimos casi 90 kilos de este producto al año, por lo que no causa extrañeza que sea un alimento tan elemental en la dieta chilena. Aquí algunas recomendaciones de ricas panaderías artesanales en la capital:

Semilla, el poder de los granos

En esta tienda de Ñuñoa los panes son preparados uno a uno, velando por la manufactura artesanal. El respeto por el reposo de la masa y los tiempos de cocción son vitales para mantener su sello y sabor. Pruebe el pan integral de Tomate Seco – Ciboulette, Albahaca – Nueces y el Festival de Aceitunas, un pan de trigo blanco inolvidable.

Foto: Semilla

Foto: Semilla

Eric Kayser, demasiado bueno para ser cierto

Como “la mejor panadería de Santiago”. Así se define “Erick Kayser”. Una panadería donde se encuentra la miga suave, el aroma sutil, la corteza crujiente y dorada. Esa es la promesa de esta boutique de pan que va en contra de los productos estandarizados. Acá puede comprar por trozos, en formato baguette y noisette.

gal_pan

Foto: Eric Kayser

Holm, un lujo delicioso

Sus ensaladas y desayunos son reconocidos en Providencia. Ubicados literalmente al lado de la ensaladadería, Holm panadería presenta una vasta variedad de panes con cáscara crocante. Uno de los más llamativos es el producto con choclo y cornflakes, un lujo de sabor a $ 5.500 el kilo.

Foto: Holm

Foto: Holm

Pan Mostacho: de los escenarios a las masas

Los actores Álvaro Saavedra y Pierre Sauré decidieron cambiarle la cara a las panaderías santiaguinas y  abrieron su local de Bilbao, Pan Mostacho: un lugar donde puedes encontrar panes de betarraga y cebolla; pan blanco de sémola 100% vegano, y pan de molde centeno o albahaca con ajo, entre muchos otros.

22310564_908577872631933_6740616653048991658_n

Foto: Pan Mostacho

La panadera, puro color

La masa madre o masa base se prepara con fermento natural y lactobacilos que hay en el ambiente, la que luego es alimentada con agua y harina. Dicha mezcla es con la que luego se hacen los distintos panes de este sitio. Una de las variedades más exóticas son los baguette con tinta de calamar, pan con una miga firme y sin materia grasa.

bread-708801_1280

Foto: La Panadera

Metissage: pan artesano y fino

A una cuadra de la rotonda Pérez Zujovic la panadería Metissage ofrece una amplia variedad de panes con recetas 100% artesanales. Uno de los puntos altos es el Pan de campo Campagne, redondo y de miga aireada, tiene una corteza gruesa y crujiente. Ideal para guisos y sopas.

flour-759921_1280

Foto: Metissage

El sabor de Buenos Aires: sabor del bueno

Si va un domingo tenga paciencia, que de seguro estará absolutamente lleno. Esta boutique de panes, ubicada en  Irarrázaval ofrece cada vez una mayor cantidad de opciones para disfrutar: Baguettes con aceitunas, ciboulette o tocino son solo algunas de las posibilidades. Además, si pasa por ahí, no se olvide de comprar las medialunas, le pueden cambiar la vida.

bread-794459_1280

Foto: El Sabor de Buenos Aires

La chocolatine: Francia en tu boca

Si quiere probar el auténtico pan francés esta es su opción. Los dueños, ambos de oriundos de Toulon, se instalaron hace ya varios años en Santiago para dar a conocer la textura y sabor de ese país. Este sitio está dedicado a entregar productos de calidad a precios razonables. Probablemente, el punto más alto es el Fougasse, un pan con un liviano perfume y trozos de aceitunas.

author photo
Valentina Collao
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo del 2015. Primero que todo, transparentemos: Emmanuel es más grande que tu problema. Dicho esto, le cuento que provengo de las tierras del gran Gary Medel y del hombre con la lágrima en la garganta. También me gustan las canciones cumas. De hecho, si me ve por ahí, dedíqueme una: nunca le han achuntado. Mi abuela me enseñó a comer toda la comida.
Publicado
octubre 15, 2017