Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: Francisco Valdés

Los almuerzos más baratos del Barrio Patronato

El Barrio Patronato es conocido por todo buen santiaguino como un sector cosmopolita de la ciudad: encontramos a inmigrantes chinos, peruanos, taiwaneses, colombianos, dominicanos, japoneses y, por sobre todo, a los paisanos con su comida árabe.

Todos ellos, en distintas proporciones, han forjado en los últimos años el carácter de este espacio dedicado a la venta al detalle y mayorista de ropa y accesorios, sin embargo la alimentación no se queda atrás.

Entre prendas de la temporada aparecen las picadas más atractivas, tanto para los compradores como para los mismos comerciantes. En CÍVICO nos dimos una vuelta para ver qué nos ofrece este “mall” a cielo abierto de Recoleta.

El Patriota

La lucha por mantener las raíces chilenas allí dentro es fuerte y acá se hace notar. Cada día tiene las colaciones con lo tradicional de la dieta nacional: arroz, puré, carnes y ensaladas. Por $3.200 pueden llevarse uno de los almuerzos que venden entre las 12:00 y las 19:00 horas.

Su público son los comerciantes a quienes les entrega directamente en sus puestos de trabajo, es decir, “a domicilio”.

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

Café Buenos Aires

Atendido por sus dueños quienes llevan un tiempo en Chile, pero aún no dejan el acento del otro lado de la cordillera. Lo que nunca dejarán atrás son sus ofertas de pizzas argentinas y empanadas salteñas o de ají picante. Receta casera.

Para el almuerzo tienen el menú del día por $2.900: plato de fondo, pebre y pan amasado hecho por ellos mismos.

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

La Concepción

Tres menús chocan, pero conviven armónicamente en este restaurant de Recoleta. Comida chilena, peruana y árabe para regodearse.

En el frente nacional los platos con bistec llevan la delantera; desde el lado peruano, el lomo saltado y por los árabes, los siempre apetitosos shawarma.

Respecto a los menús que cambian cada día puedes servirte o llevar alguno, en promedio, por $4 mil.

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

Sabor dominicano

Su nombre lo dice todo y cuando entra la música siempre alegre, lo terminan de convencer que está en el rincón caribeño.

Para acompañar alguna de las carnes que ofrecen puede elegir el tradicional arroz, puré o el moró, consistente en porotos negros con arroz.

Por $3.300 tienes el plato de fondo, consomé, pan y pebre.  Pide la salsa de ajo que está mortal. Para servir y llevar. No hay entrega a domicilio.

 

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

Alcobri

Donde se junta Loreto con Dardignac está la picada que se ha mantenido invicta durante 7 años,  llamada Alcobri. Esperan seguir muchos más y para eso usan la fórmula que los ha hecho conocidos: almuerzos caseros desde los $2.800 a $3.500.

Atienden desde las 10 a las 22 horas, así que si vas fuera del horario puedes pedir algo para picar, una cerveza o comida rápida. Acá piensan en lo que más nos gusta.

 

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

Rincón Arabesco

¿Aburrido de comer siempre lo mismo? Si entras acá tendrán la opción de elegir los sabores, texturas y olores que solo el Medio Oriente te puede ofrecer y a buenos precios.

Uno de los clásicos es el Shawarma que cuesta $2.800, mientras que si lo quieres al plato ascenderá a $3.990.

También puedes llevarte un falafel, kupe, kabab, muhamara, tabule, kube, babaganoush, hummus, baklawa. Ninguna de las opciones supera los $5 mil.

 

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

El Gringo

Muchos dicen que es el Rey del Shawarma. Este “gringo” que atiende desde la caja dice ser el único de Chile que vende sus productos con carne de cordero, los cuales parten desde las 5 lucas.

Once años en el sector lo avalan, por ello siempre está lleno. Pase y si quiere otra preparación árabe, solo mira la carta y elige porque hasta platos vegetarianos hay. Come rico y variado desde los $3.300.

Abiertos desde las 09:00 de la mañana hasta las 17 horas.

Dónde Rubén

¿No tienes tiempo para sentarte y comer algo más elaborado? Entonces ve a la esquina de Patronato con Sagrado Corazón y encontrarás un carrito, de los tradicionales, que ofrece completos, as, churrascos y lomitos como si no existiera mañana.

Siempre hay fila y el olor del churrasco asándose tienta a los compradores apurados del sector.

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

Hocha

Esta picada de comida taiwanesa está a media cuadra de la calle Patronato. Es un local muy acogedor con dos pisos, donde puedes pedir estofado de cerdo con arroz y verduras salteadas, una porción de Fideo en sopa Dan – Ah (Caldo cocido a fuego lento con cerdo estofado y dientes de dragón) o sus famosos espaguetis taiwaneses. Ninguno de estos supera los $3.500.

¿De postre? Leche asada de soya.

Si no te gusta la carne tienen un carta especial para los veganos. Ven y pruébala.

Te puedes hacer cliente frecuente y aprovechar sus descuentos, pues tienen una tarjeta para acumular puntos, además, todos los días ente las 16 y 18 horas hay un 2×1 en sus platillo.

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

Katari

Acá volvemos a las raíces: Atienden en horario continuado de 09:30 a 18:00 horas.

Su fuerte son las colaciones y almuerzos de comida casera: arroces, puré con carnes variadas levantan su imperio de 6 años de existencia.

Si quieres comer en el local costará $3.200, si pides para llevar, a solo $2.900.

Sherezade

Esta institución de la comida árabe es conocida por sus dos locales en Patronato y otro en Bellavista. Levantan el mito de uno de uno de los mejores shawarmas de Santiago.

Sus preparaciones van desde los $3.490 y de seguro quedarás satisfecho.

Foto: Francisco Valdés

Foto: Francisco Valdés

Joselito

Tan sencillo como su nombre. Cada día la pizarra ubicada en el exterior muestra de 3 a 4 opciones de comida casera: puré con pulpa, guatitas, tomaticán, porotos, lentejas, entre otras preparaciones que cocinaría mi abuela.

Dentro, hay siete mesas ubicadas estratégicamente que invitan a quedarse a almorzar. $2.500 cuesta el menú que consiste en el plato, ensalada, pebre y pan.

 

author photo
Gonzalo Haristoy
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo de 2015. Me gustan los osos y que me paguen por escribir. No colecciono nada. Soy donante, cáncer, Juanherrerista, leo diarios ajenos en el metro y tripofóbico, esto último lo descubrí por casualidad el verano de 2011. De la izquierda y otras delicias. Lo comi'o y lo baila'o, de aquí en más, a vuestro servicio.
Publicado
noviembre 06, 2015