NOTICIA Foto: El Txoco Alavés

¡Ostia, tío! Platos españoles y mucha tradición en El Txoko Alavés

En un rincón del barrio Bellas Artes, a solo pasos del metro se encuentra el famoso y encantandor restaurante El Txoko Alavés. Y por favor no nos mal interpreten, el barrio no está exento de buenos lugares para comer, pero este es sin duda una experiencia -como diría Enrique Iglesias- religiosa.

Desde que te paras afuera, en la calle Mosqueto, y ves su fachada con cerámicas al más puro estilo español, sabes que hay algo sorprendente para conocer. Una vez dentro, te transportas, dejas de estar en Santiago y entras a la tierra de la península Ibérica.

Con un ambiente casero, una gran barra para los comensales amigos de la “casa” y dos pisos de mesas, toda su decoración e implementación te hace sentir cómodo, y eso que aún no hablamos de la carta.

 

Foto: Txoko Alavés

Foto: Txoko Alavés

 

Pero no demos más vueltas, si bien es importante el lugar, lo más crucial son sus platos. Aquí podrás encontrar una carta completa de comida al estilo español, particularmente de la zona vasca. Podrás disfrutar de un rico pulpo a la gallega ($8.000), una paella de mar y tierra ($7.500) o unos callos a la alavesa ($7.500).Y si se te hizo agua a la boca, imagínate todas estas delicias acompañadas de una sidra, tinto de verano o un sangria bien helada.

Y si quedaste con ganas de comer algo dulce, los postres también son su fuerte. Un merengue vasco ($3.200), goxua que es en base de nata, bizcocho, crema pastelera y caramelo líquido ($3.200) o pantxinetta que se realiza con hojaldre, almendra, azúcar espolvoreado y corazón de crema  ($3.200) son los destacados de la carta con un gran sabor y textura, perfectos para cerrar una gran comida.

 

Foto: El Txoco Alavés

Foto: El Txoco Alavés

author photo
Isabel Franzoy
Escribo desde antes de saber cómo, me encanta contar historias e ir descubriendo lugares nuevos de mi lindo Santiago. Paraguaya de corazón, pero chilena de papeles. Encantada con los nuevos desafíos y enamorada de viajar; observo, comento y escribo TODO.
Publicado
enero 05, 2017