Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA

Celebra el día del Barros Luco en Santiago

La historia cuenta que era el sándwich predilecto del Presidente Ramón Barros Luco. Que cada vez que asistía a Confitería Torres, la máxima autoridad del país pedía su clásica marraqueta con churrasco y queso, una mezcla que se preparaba solo para él. Una combinación perfecta que, aunque se popularizó con los años, adquirió su nombre e impronta, convertida hoy en una de las preparaciones tradicionales de la gastronomía popular chilena.

Así que acérquese a alguna de las 3 sucursales de esta mítica confitería torres ojo que tendrán sorpresas y sin miedo pida un rico Barros Luco uno de los mejores del gran Santiago

Foto: Confitería Torres

Foto: Confitería Torres

Porque en CÍVICO no queremos ser menos, acá va nuestro listado de favoritos:

  1. Una opción puede ser el Gran Barros Luco del Lomits. Acá la sugerencia es pedirlo en la barra y con un schop de cerveza.
  2. Otro de los clásicos mencionados por los miembros del equipo es el mítico Barros Luco en Elkika. Acá no hay sugerencias; pruébelo no más.
  3. Una de las damas de nuestro respetable equipo sugirió la preparación de la Fuente Chilena. ¡A probar se ha dicho!
  4. La Superior ofrece una versión con mezcla de quesos mantecosos. Imagíneselo.
  5. Para los que están con la billetera más ajustada los Luco de Juan Maestro siempre son opción.
  6. ¿Quiere cantidad? Pruebe los del Nuria. Uno no sabe por dónde empezar.
  7. Nuestro fotógrafo prefiere el Barros Luco de La Terraza.
  8. Por hay recuerdos, sabores y aromas que no se pueden olvidar tan fácil, el Barros Luco de la Fuente Mardoqueo es un imperdible en esta celebración.
author photo
Valentina Collao
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo del 2015. Primero que todo, transparentemos: Emmanuel es más grande que tu problema. Dicho esto, le cuento que provengo de las tierras del gran Gary Medel y del hombre con la lágrima en la garganta. También me gustan las canciones cumas. De hecho, si me ve por ahí, dedíqueme una: nunca le han achuntado. Mi abuela me enseñó a comer toda la comida.
Publicado
junio 09, 2016