Btn_open_app Descarga CÍVICO y ten la
ciudad en tu bolsillo
Close_banner
NOTICIA Foto: Municipalidad de Santiago

Se amplía el programa “Limpieza y mantención de fachadas” en la comuna de Santiago

El nuevo tramo abarca Av. Matta, desde Vicuña Mackenna hasta antes del paso nivel de Viel y por Matucana, desde Alameda hasta Carrascal. El recorrido sumará 18 kilómetros de fachadas en total e implicará un costo de $430 millones anuales para el municipio.

Este proyecto de limpieza de fachadas se aplicó durante 2014 en la Av. Alameda, donde se observó una disminución en los rayados regulares en las fachadas de los edificios. Tramo que se extendió por poco más de 10 kilómetros (alrededor de 50 cuadras).

Tras el éxito del primer trabajo, este año se lanzó “No nos rayes la pintura”, nombre que recibe la segunda parte del programa. Este recorrido sumará 5 kilómetros más de mantención de frontis, llegando a un total de 18 en total contando el eje Alameda, Matucana y Matta. La iniciativa contempla además la limpieza de las calles aledañas y también mobiliario urbano como escaños, postes, kioscos, basureros, luminarias, pilares de cámaras y rejas, entre otros.

El proyecto implica un costo para el municipio de $430 millones ($35 millones mensuales), teniendo una duración de 18 meses hasta fines del 2016. Este proceso es llevado a cabo la empresa “Alta Presión Ltda”.

La edil de Santiago, Carolina Tohá, señaló: “Después de la experiencia que partió el año pasado de tener un sistema permanente de limpieza por Alameda, nos dimos cuenta que a través de esta metodología podíamos realmente cambiarle la cara a espacios públicos que son tan relevantes para la ciudad y por los cuales circulan millones de personas todos los días”.

Foto: Municipalidad de Santiago

Foto: Municipalidad de Santiago

author photo
Valentina Collao
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde marzo del 2015. Primero que todo, transparentemos: Emmanuel es más grande que tu problema. Dicho esto, le cuento que provengo de las tierras del gran Gary Medel y del hombre con la lágrima en la garganta. También me gustan las canciones cumas. De hecho, si me ve por ahí, dedíqueme una: nunca le han achuntado. Mi abuela me enseñó a comer toda la comida.
Publicado
julio 10, 2015