NOTICIA Foto: CÍVICO Santiago

La historia del Templo Bahá'í de Sudamérica en Santiago

Situado en la comuna de Peñalolén, el Templo Bahá’í sobresale como una flor entre la precordillera santiaguina. Sin duda, un lugar especial y único en Sudamérica, pero ¿en qué consiste la fe Bahá’í?, ¿quiénes son sus seguidores? y ¿por qué está ubicado en la Región Metropolitana? Pasamos un día en el templo y vivimos la experiencia del Bahaísmo.

Foto: CÍVICO

Foto: CÍVICO

Cada religión alrededor del mundo tiene sus piedras fundacionales y creencias que las han constituido como son en la actualidad. En el caso del los Bahá’í, Bahá’u’lláh es el mensajero, quien planteó que todas las religiones provienen de un único creador y que, por lo mismo, hace necesario que la humanidad reconozca que es de una misma familia. El Bahaísmo es una religión monoteísta cuyos fieles siguen las enseñanzas de Bahá’u’lláh, su profeta y fundador, a quien consideran la Manifestación de Dios para la época actual.

Se trata de una religión que tiene como principio fundamental la unidad de Dios, de la humanidad y de la religión como una serie de revelaciones sucesivas para que exista una gran comunidad sin diferencias de etnia, religión, edad o género.

Así lo explica el director del Templo Bahá’í de Sudamérica, Eduardo Rioseco, respecto a la religión“Parte en Siglo XIX en lo que hoy es Irán y plantea como objetivo principal que toda la comunidad comparta una misma esencia, la del espiritualismo, que ha sido nutrida a lo largo del tiempo con esta religión”, señala.

Y es ese espiritualismo el que conocen muy bien sus seguidores, quienes viajaron de distintas partes del mundo para conocer el único Templo Bahá’í  de Sudamérica, un acontecimiento que esperaban hace años. La Comunidad Bahá’í  registra en Chile cerca de 6 mil seguidores, mientras que en todo el mundo se estiman en 6 millones de personas con presencia en más de 200 países.

El pasado 19 de octubre se abrieron las puertas para toda la comunidad. A su inauguración llegaron personas de Panamá, Alemania, Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Estados Unidos, Australia, entre otros países.

Foto: CÍVICO

Foto: CÍVICO

Uno de los visitantes fue Tábata Ávila (20), ecuatoriana, quien vino especialmente a visitar el templo para la inauguración. “Mi madre aceptó la fe cuando yo tenía 2 años. La mayoría de mi vida he sido Bahá’í , pero como la fe no se hereda, yo decidí mediante mi corazón”. Ella firmó su fe mediante una tarjeta, algo formal, para poder participar activamente como Bahá’í.

“Es el primer templo que conozco, estoy muy feliz. Vienes para acá y tu alma se llena inmediatamente. Me voy muy feliz devuelta a mi país, llena de emociones”, dice Tábata Ávila de Ecuador.

Experiencia similar de Nora Mahmoodi (25), residente de Suecia, quien vino con su madre, especialmente, a visitar el templo. “Bahá’í es la unión del mundo, no importa de dónde eres, todos vamos a un mismo lugar. Yo creo que es posible ayudarnos todos mediante esta fe si nos mantenemos juntos en comunidades y actividades. Vine aquí a ser parte de esta celebración y esperé muchos años para la apertura. Me siento afortunada y voy a regresar muy feliz a mi país con el alma transformada en oraciones y acciones”, dice Nora.

Según la Comunidad Bahai, en Chile esta agrupación empezó a conformarse en los años 40. Sus miembros están en distintas ciudades, siendo en las regiones de la Araucanía y Metropolitana las que tienen más seguidores. En 2002 fue reconocida por el Ministerio de Justicia, a través de la Ley de Cultos, como una religión independiente.

Foto: CÍVICO

Foto: CÍVICO (En la foto: El Machi, junto a su familia Mapuche con los extranjeros para la inauguración)

Eduardo Rioseco, director del Templo, explica :“Se decidió realizar el único templo Bahai en Sudamérica en Chile, porque se vio que en el pueblo chileno existía una espiritualidad muy profunda, como lo son los pueblos originarios, quienes comparten una conexión muy profunda, que tiene que ver con la esencia de la humanidad y tienen una conexión propia con esa espiritualidad, que la fe Bahá’í celebra. De esta forma, la comunidad lo reconoce como herencia de toda la humanidad y lo valora como tal”, sostiene Rioseco.

Además, agrega, que el templo ofrece una experiencia para cultivar la espiritualidad. “Como estamos recién partiendo vamos a ir viendo cómo funciona, compartir la espiritualidad con la vida enfocándola al servicio de todas las personas que nos rodean.

Este sábado 22 de octubre habrá un programa durante la tarde con espacios de conversación para niños y jóvenes. Una actividad que tiene como fin explorar la espiritualidad y el servicio para cultivarlo en conjunto. Entérate más de esta actividad aquí

Foto: CÍVICO

Foto: CÍVICO

¿Quieres saber más sobre el Templo Bahá’í de Sudamérica?, sobre su importancia y cómo llegar. ¿Sabías que en el resto de mundo existen otros ochos templos de esta religión?

En Ashgabat, Asia; Willmete en Norteamérica, Kampala en África, Sydney en Australia, Frankfurt en Alemania, San Miguelito en Panamá, Tiapapata en Islas Pacíficas, Delhi de India en el Este de Asia. Visita el sitio oficial

El Templo Bahá’í está abierto de martes a domingo de 07:00 a 20:00; viernes y sábado hasta las 22:00 horas para toda la comunidad. La entrada es gratuita y existen buses de acercamiento por $500. Más información de cómo llegar aquí.

author photo
Daniela Burgos
Soy periodista de CÍVICO Santiago desde enero 2016. Me gusta escribir y más aún cuando son historias que atrapan. Muy gatuna, casi al borde de la obsesión. Géminis, es decir, a veces modo 'dulce' o 'tornado'. Quería ser detective, pero me arrepentí. Amo bailar salsa y me creo chef. Aprendí que la felicidad es una actitud, por lo que voy por el aire sin dar tanta explicación. Si no ilumina ni construye, suelto.
Publicado
octubre 20, 2016